Las buenas para nosotros duran poco

Marta Bernal
Marta Bernal
Vecina del Barrio San Jorge, trabajadora del Comedor "Los Pibes", militante de Patria Grande

Como olvidar ese inicio en el 2018, en el Barrio San Jorge. Una compañera nos convocó a poner de pie un espacio abandonado que estaba sin ningún uso. 42 años de abandono tenía la sede de la Sociedad de Fomento, frente a la plaza, en el corazón del barrio.

Hasta que llegamos. A poner vida, colores y alegrías. Éramos un grupo muy chico. Pero al pasar los días se acercaron vecinos con palas, escobillas, para colaborar y limpiar lo que para nosotros sería el “Comedor Los Pibes”, y para el barrio la esperanza de que empiece a funcionar lo que hoy es Sociedad de Fomento San Jorge.

Al pasar de los días, sin insumos ni recursos, cada uno colaboraba con lo que podía. Y así se inició una merienda para que los niños puedan pasar a buscar. Era prender fuego con leña, en ese momento no había cocina, ni nada, todo a pulmón. Se hicieron peñas, rifas, para poder lograr techar y estar más cómodas. Es que la sede estaba destruida. Solo había algunas paredes, sin techo, con los ladrillos comidos por el humo de las veces que habían prendido fuego adentro sólo por maldad.

Pero haciendo y haciendo logramos que el barrio nos viera construir. Empezamos a compartir una que otra charla, y también escuchar necesidades. No fue fácil al principio, nos robaron en 2 ocasiones. La primera, lo poco que teníamos, cosas donadas en una heladera que se llevan, y la prenden fuego a pocas cuadras. En el segundo y último robo se llevaron el tejido que tanto nos costó comprar. Esa vez fue con final feliz, porque lo logramos recuperar.

En todo este proceso de luchas, nos encontramos con una pandemia. De la cual lo que más hemos aprendido es que no hay nada más lindo que trabajar para los vecinos con compromiso, responsabilidad y de corazón. Es lo mejor. Fue duro ese tiempo, sí, obvio. No teníamos nada más que paredes sin revocar con las manchas y el tizne que había dejado el fuego. El piso era de tierra, y una instalación de agua precaria.

¡Qué momentos fueron esos! Cuanto que contar. Cuánto aprendizaje nos ha dejado. De cocinar para 350 personas, llegamos a cocinar para 1230 durante la pandemia. Fue difícil. Ya nos era imposible sostener un día más, porque nuestro cansancio se empezaba a notar. Entrábamos a las 7:30 hs para organizar las tareas, ver cantidad de recursos y obviamente saber cuantas manos seríamos día a día. Cada día era terminar a las 22:30 hs, y planificar el siguiente día.

¿Cómo olvidar?, Aprendimos que nadie sabía cuántos niños menores de 5 años tenía el bloque de los santos, ni los problemas que están pasando los abuelos, temas de adicción se empezaron a notar demasiado, y ni hablemos de la violencia de género y los hechos de ese tema durante la pandemia. Hicimos un proceso muy muy fuerte, para el cual ninguna estaba preparada.

Por suerte ninguna compañera de las que nos pusimos de pie en la Sociedad de Fomento durante lo más bravo de la pandemia contrajo Covid 19 en ese tiempo que nos pusimos la camiseta para llevar adelante miles de problemáticas barriales. Y sobre todo no dejar a esos vecinos sin su vianda. Que obviamente no eran solamente del barrio, venían de varios barrios diferentes a buscar la comida.

Dejamos un poco pandemia y comentamos que ahí es donde empezamos a ganar batallas. Llegaron las buenas diríamos, una vez que bajó la amenaza de la pandemia. Nuestros compañeros del MTE empezaron a reformar el espacio, las donaciones que siempre estuvieron se mantuvieron, y llegaron más. No solo de vecinos. Sino de quienes también entendieron que trabajar en conjunto y organizados íbamos a lograr lo que es hoy actualmente un espacio abierto al barrio, con dignidad y seguro para quienes trabajan y se llegan a un taller, a buscar un taper, a festejar un cumpleaños.

Pero digamos ahora que las buenas, para nosotros, duran poco. Y hablemos de este 2024 que se viene muy duro y muy triste. Que la falta de recursos se empiezan a sentir día a día. Hoy no estamos recibiendo alimentos de nación, tampoco de provincia. Estamos haciendo lo que podemos con lo último que nos entró de abril. Ya iniciando mayo no sabemos qué va a pasar. Salir a luchar va a ser algo que vamos a empezar a hacer. El gobierno actual tiene que ver, el hambre no espera.

También tenemos la mala noticia que antes nuestras compañeras contaban con un Salario Social Complementario, que valía la mitad que el monto del Salario Mínimo, porque nosotras trabajamos en la economía popular, que NO es lo mismo que cobrar un plan. Pero Milei hizo que deje de existir el Salario Social Complementario, y ahora encima le congeló el precio, y la gente que lo cobra no sabe cuánto le va a alcanzar con tan solo $78.000 por mes congelados, sin aumento.

Digo que lo eliminó al Salario Complementario porque ahora dicen que los van a transformar otra vez en planes sociales, y dicen que nos van a dar capacitaciones o tareas si tenés más edad o menos edad. Pero como no les importamos, no hay noticias y todos estamos a la espera también de qué va a pasar. Sin noticias, sin esperanzas de saber cómo sostenerse con tan miserable recurso del cual, día a día sabemos que esta inflación nos está arruinando.

Hoy también tenemos la mala noticia de saber que esta maldita Ley Bases, que hará que  muchos compañeros no puedan tener obra social y aportes jubilatorios, o la posibilidad de jubilarte aunque no te hubieran hecho todos los años de aportes. Y eso puede ser que de acá a un tiempo deje de existir. Se están metiendo con los pobres.

La clase media se preocupa por su sueldo. Y ustedes no saben cómo nos sentimos nosotros. Nos quieren arrebatar todo derecho ganado en las calles. Donde compañeros dejaron hasta su vida. Luchas de años, las estamos perdiendo por un libertario.

opina

Marta Bernal
Marta Bernal
Vecina del Barrio San Jorge, trabajadora del Comedor "Los Pibes", militante de Patria Grande

recientes

Ayudanos a sostener este proyecto autogestivo

Sumate a la Comunidad y participá todos los meses por regalos, entradas y descuentos.

Elegí el monto, ingresá los datos y listo!