27 C
Luján
martes, 26 enero 2021

La UNLu y el MTE Rural estrenan una serie documental sobre soberanía alimentaria

El viernes 3 de julio estrena "Tierra para quien la trabaja, alimentos para el pueblo", una serie producida por el MTE Rural y un equipo de investigadores y docentes de la UNLu. Cada semana habrá un capítulo disponible en YouTube.

«¿Qué es un campesino? ¿El que vive en el campo o el que trabaja en el campo?» se pregunta uno de los productores en el avance de la serie documental «Tierra para quien la trabaja, alimentos para el pueblo”. «Los mejores lugares no los tenemos nosotros, lo tienen los poderosos», agrega una productora campesina. 

El programa “Movimientos populares, educación y producción de conocimientos” integrado por docentes e investigadores del Departamento de Educación de la Universidad Nacional de Luján presenta una producción audiovisual en el marco del resurgimiento del debate por la soberanía alimentaria.

Aime Almada, integrante del MTE, contó que es un laburo conjunto entre la UNLu y la rama rural del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) que integra la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).

La serie refleja el trabajo cotidiano de las y los productores rurales enmarcados en la economía popular de distintas regiones de nuestro país que laburan por alimentos sanos y accesibles para la población. La primera temporada consta de cuatro capítulos filmados en la provincia de Buenos Aires, el oeste de La Pampa y el sur de Neuquén.

El video de avance ya está disponible mientras que el estreno será el próximo viernes 3 de julio a las 21:00 por Barricada TV. También, el martes 7 de julio a las 19:30 se estrenará en Pares TV. Cada semana habrá un nuevo capítulo en YouTube.

 

«Lo que caracteriza a cada capítulo es un sujeto determinado del sector rural. Desde afuera, se ve a los campesinos o productores rurales desde un genérico y resulta que dentro de ese sector hay problemáticas y modos de vida particulares y específicos», comentó Juan Mascaró, uno de los realizadores del Departamento de Educación de la UNLu.

En ese sentido, explicó que «en este caso, están los horticultores del cinturón verde de Buenos Aires, los crianceros que son criadores de cabras en el oeste pampeano, la economía de los sectores periurbanos de la ciudad de San Martín de los Andes, en el sur neuquino, y los pueblos originarios que tienen su propia concepción y su propio uso de la tierra».

Mascaró describió que, en general, las producciones audiovisuales de las universidades están al margen de lo que sucede por fuera de ellas, ya que lo más común, es que hagan prensa y difusión de las actividades internas a las instituciones.

«A esa palabra de lo interdisciplinario, que tanto se usa en las universidades, yo creo que le encontramos acá un carácter bien práctico. La serie se hizo en estrecha relación con los referentes de base de las comunidades rurales, con la UTEP como organización y con el MTE Rural como espacio concreto de organización de las comunidades rurales».

«Tanto el guión como la edición se hicieron en conjunto. Eso me parece muy valioso porque le otorga una mirada que no es solo la del cineasta o realizador, que a veces puede tener las herramientas formales para hacer una película o relato audiovisual, pero muchas veces le falta la información y la perspectiva que da el estar en el lugar», expresó Mascaró.

El realizador remarcó la búsqueda de un relato que no sea meramente descriptivo sino que esté presente el conflicto, lo pendiente, lo que no está resuelto. «Ahora se activó de nuevo a partir del debate por la expropiación de Vicentin pero, en realidad, en Argentina lleva 20 años el planteo de las organizaciones populares y del sector rural sobre el tema de la soberanía alimentaria. Nos pareció un momento propicio para salir al debate público», evidenció.

Parte de la serie fue rodada en Open Door ya que allí se encuentran algunas de las quintas donde productores del MTE realizan el trabajo de cultivo, cosecha, acopio y el reparto de alimentos a los comedores. Además, filmaron algunas de las actividades del nuevo Mercado Frutihortícola creado en Luján durante el aislamiento social. «Hay un montón de otros sujetos que tienen que ver con la  actividad rural y la idea es seguir retratándolos y representandolos en una segunda temporada», indicó Mascaró.

Foto de portada: Julieta Brancatto.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más leído

El Museo Udaondo reabrió sus puertas al público

Con protocolos y un límite de personas por turno, se puede recorrer el Complejo Museográfico Enrique Udaondo. 

SUTEPA denunció el despido de un trabajador en PAMI Luján

Al mismo tiempo, desde el gremio señalaron que hay cientos de nuevos ingresos a la planta de Pami con el objetivo de hacer política partidaria.

Vacacionar en quintas: un nuevo mercado sin precios de referencia

La demanda supera ampliamente a la oferta. Pileta y parrilla son las condiciones irrenunciables de quienes pueden costear el veranito dentro de Luján.

Noticias Relacionadas

Vuelven las noches de música en el Artigas

0
El Centro Cultural reabrirá sus puertas con protocolos y reserva de mesas de hasta seis personas. 

«Fueg@s Artificiales», transformismo al aire libre 

0
Tras agotar localidades el último fin de semana, sumaron un nuevo show que trae música, humor y más de veinte personajes en el patio de La Mariana. 

Vivaldi, un lechón y una picada

0
El coro municipal grabará el Gloria de Vivaldi y se podrá disfrutar de manera gratuita. Para costear el proyecto lanzaron un bono contribución que tiene como premios un lechón, una picada y vinos. 

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.