La Unlu fue perjudicada en el presupuesto 2018: «Cambiamos la discrecionalidad del ejecutivo por el lobby del Congreso»

Con la aprobación de presupuesto nacional para este año quedaron fuera de la entrega de partidas adicionales seis universidades nacionales. Entre ellas la Universidad Nacional de Luján. El Consejo Superior repudió el manejo arbitrario de fondos y la vicerrectora Anabella Gei sugirió que existen lobbys en el poder legislativo ya que «es el segundo año que los acuerdos del Congreso dejan afuera a la UNLu».

Aprobado el presupuesto nacional para el año que recién comienza, aparecen las críticas de varios sectores. En las Universidades se traducen como recortes respecto al presupuesto de años anteriores.

En el reciente II Encuentro Nacional de Ciencia y Universidad en el partido de Quilmes, científicos, docentes, estudiantes, autoridades académicas y representantes gremiales se pronunciaron en «estado de alerta y movilización por el proceso de desfinanciamiento» en el sector y advirtieron sobre los efectos negativos del presupuesto aprobado para el año vigente.

En esa línea destacaron que este año se recortará un 9% respecto a 2017, lo cual se suma al 12% ya recortado en el año anterior. En dos años de gobierno el macrismo redujo un 20% el presupuesto en Ciencia y Tecnología.

En el caso de la Universidad Nacional de Luján la situación se profundiza al haber quedado excluida de la distribución de fondos adicionales de la llamada «planilla B»: partidas complementarias para Universidades que se entregan sin criterios claros y transparentes.

Es por esto que las denuncias apuntan a que la práctica favorece el lobby y la devolución de favores políticos para quienes reciben el adicional, castigando presupuestariamente a quienes quedan por fuera.

En el caso de la UNLu, el Consejo Superior resolvió repudiar y rechazar «el manejo arbitrario de fondos» y advirtió que «no se explicita el criterio por el cual se ignora a la Universidad Nacional de Luján».

En ese sentido, la vicerrectora ingeniera Anabella Gei sostuvo a Ladran Sancho que «se iniciaron gestiones en la Secretaría de Políticas Universitarias».

Al ser la única Universidad en funcionamiento de la Provincia de Buenos Aires que no recibirá estos fondos, se comunicaron con el vicegobernador Daniel Salvador para agilizar el reclamo y con el senador Esteban Bullrich, ex ministro de Educación. También lo hicieron con la Comisión de Enseñanza de la Cámara de Diputados.

El foco de la polémica está puesto en el Congreso. Según Gei «cambiamos la discrecionalidad del poder ejecutivo por el lobby del congreso. Porque hay 180 millones que componen estas partidas adicionales que no siguen ninguna pauta ni requisito, hay universidades que reciben 120 millones, otras 20 millones y seis quedamos fuera de la planilla».

Desde el rectorado informaron que a comienzos de febrero serán recibidos por varios actores institucionales con los que iniciaron gestiones para conocer por qué motivos la Universidad Nacional de Luján quedó fuera del reparto de partidas adicionales.

spot_img
<
spot_img
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,058SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.