Foto: Victoria Nordenstahl

El sindicato de la Industria Lechera y las cámaras lecheras siguen negociando un incremento salarial para todos los y las trabajadores del sector. En medio del conflicto, desde Atilra explicaron cuánto inciden los sueldos en los precios de los productos lácteos.

Este jueves 18 de julio vencía la conciliación obligatoria en el conflicto que las y los trabajadores lecheros tienen con las cámaras del sector por un incremento salarial. En aquella oportunidad, la Secretaría de Trabajo de la Nación dictó la conciliación ante el anunció de un paro de actividades por 24 horas que se iba a realizar el 26 de junio.

Ante la falta de entendimiento entre las partes, la Secretaria de Trabajo de la Nación tomó la decisión de extender la conciliación obligatoria hasta el 25 de julio. Mientras que la próxima convocatoria entre las partes será el día 24 de julio donde se intentará llegar a un acuerdo de incremento salarial. El resultado de esa próxima reunión, se consultará a los afiliados y se tomará la decisión de aceptar la propuesta o rechazarla y proponer medidas de acción directa.

Ante la ofensiva de las cámaras lecheras, desde Atilra salieron a explicar que la incidencia de la mano de obra en los precios de la industria lechera es cercana al 4,14 por ciento de los productos terminados. Según lo difundido por el gremio, la composición del precio de los productos lácteos los componen cuatro variables: comercio, impuestos, costos de producción y materia prima.

En el caso de un litro de leche, el cual cuesta en la góndola de los supermercados aproximadamente 66,92 pesos, la incidencia de la mano de obra es de tan sólo el 3,51 por ciento del precio. De los 66,92 pesos que cuesta el producto, 11,62 pesos son de impuestos, 21,53 del comercio y 4,40 la utilidad del industrial. Con un costo de producción de 29,37 pesos de los cuales sólo 2,35 pesos son de mano de obra.

Otro de los productos que decidió usar como ejemplo Atilra es el queso cremoso. En góndola uno de estos productos se comercializa con un valor aproximado de 275,80 pesos, mientras que la incidencia de la mano de obra es de sólo 11,28 pesos. Teniendo como otros gastos los impuestos que implican 47,50 pesos, el valor agregado del comercio que impacta en 65,75 pesos y la utilidad industrial que es de 21,20 pesos.

Desde el gremio buscan esquivar la ofensiva de que el convenio colectivo y los sueldos de Atilra son un problema para la competitividad de las empresas. Situación que se instala desde que el Gobierno Nacional salvó a Sancor de la quiebra y que el propio presidente Mauricio Macri intentó establecer para lograr la flexibilización del convenio colectivo de trabajo.

«Es un pésimo convenio laboral, claramente con un Estado que no actuó en equilibro de las negociaciones y generó, a partir de los avances de Atilra, un convenio que hace prácticamente la industria», sostenía Macri durante el anuncio de salvataje a Sancor. Sin embargo, los números muestran una realidad diferente a la planteada por el presidente de la Nación.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí