Foto: Victoria Nordenstahl

Niños y niñas de 5to grado de la Escuela 29 redactaron una noticia en el marco del taller de formación de la Cooperativa de Reciclado UsinaEco.

La cooperativa UsinaEco continúa difundiendo y concientizando sobre la problemática ambiental y la importancia de reciclar nuestros residuos. Como parte habitual de sus tareas van por escuelas primarias y secundarias de la ciudad llevando adelante su mensaje.

En el marco de uno de los talleres, niños y niñas de la escuela 29 de 5to grado “A” redactaron una noticia «que no pasó» donde expresan su mirada respecto al medio ambiente y puntualmente sobre la problemática del basural a cielo abierto. Compartimos con nuestros lectores la producción periodística que realizaron.

Sin contaminación ni enfermedades en Luján

Los niños y las niñas de las escuelas ayudaron a reciclar y ahora la Quema se convirtió en un espacio verde para jugar y disfrutar.

En las escuelas pensaron y decidieron dejar de producir basura y sumar a todos los habitantes de Luján a reciclar. De esta manera se terminaron las enfermedades a causa de la contaminación y los niños y adultos dejaron de trabajar en la Quema.

Los y las alumnos/as diseñaron un sistema de separación domiciliaria que consistió en tener dos tachos: en uno depositan botellas de plástico, cartón y papeles y en el otro, restos orgánicos.

Esta idea de reciclar la basura en el barrio San Bernardo surgió cuando alumnos de la escuela 29 fueron de visita educativa a la reserva natural ubicada en la quinta Cigordia, allí se encontraron con cooperativistas de Usina Eco, que les enseñaron a separar los residuos para reducir la basura que se genera en casa y en otros lugares como la escuela. En este encuentro los alumnos/as concretaron trabajar juntos con la Cooperativa de Reciclaje.

La propuesta de los niños/as se implementó en la escuela 29, y consistió en concientizar a todos los vecinos a no generar basura y a separar los residuos. Usina Eco fue fundamental, ya que desde ese día junta los residuos separados en dos grandes contenedores uno de plásticos y otro cartones y papeles. Este proyecto se expandió por todos los barrios y todas las escuelas de Luján se sumaron a reciclar y dejar una huella verde.

Gracias al trabajo en equipo se logró eliminar la Quema por completo, y darles la posibilidad a muchas familias que vivían del basural, a tener un trabajo digno en Usina Eco, por esto los niños y niñas que trabajaban en la quema ahora están en las escuelas estudiando y jugando.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí