Estudiantes y docentes del Instituto Superior de Formación Docente N°141 visibilizaron la problemática que atraviesa el profesorado de química que, de no reunir la cantidad de inscriptos establecidos, cerrará su ingreso el año que viene.

Con una atractiva propuesta y compartiendo los conocimientos adquiridos gracias a la posibilidad de elegir el área de estudio que en el futuro los encuentre dentro de las aulas, la comunidad educativa del instituto que funciona en la Escuela Normal decidió evidenciar la problemática que los atraviesa desde el profesorado de química, motivando el interés por las ciencias naturales.

“La idea de La noche de la química es mostrar, que parece algo totalmente difícil de entender, que está en lo cotidiano. Entonces hicimos un abordaje desde experiencias cotidianas para mostrar qué pasa a nivel molecular, que no es otra cosa que partir de las reacciones químicas. Nosotros nos movemos gracias a la química, a la física, por qué te levantas a la mañana, además de tu alimentación que tiene que ver con reacciones químicas, hacer un café, lavar la ropa”, explicaron los organizadores.

Estudiantes y docentes buscaron llevar a situaciones generales a una explicación microscópica que es lo que hacen en química, acercar desde contenidos cotidianos los principios de la química. Foto: Julieta Brancatto

Divididos por año de cursada y en dos aulas, cada grupo trabajó diversos contenidos. Entre las propuestas científicas, las y los estudiantes extrajeron ADN de una banana; realizaron una explosión con detergente y leche para hacer un dibujo de colores; observaron el gas que escapa en reacción y libera calor a través de la espuma de la pasta dental; entre otros.

Hace alrededor de cinco años, el profesorado de física, cerró por su baja matrícula para dar paso al de química. Hoy los estudiantes no quieren que ese mecanismo vuelva a repetirse ante la apertura y fomento al profesorado de letras, accionar que como lo expresa el estudiantado, no sucede con su carrera.

“Este año biología directamente no abrió. Química somos un número reducido de alumnos y desde la institución lo que propusieron es abrir letras. El problema es que dentro del distrito 10 no hay profesorados de química. No nos sentimos apoyados, no hay fomento. Es una medida de fuerza y de queja, esa es nuestra realidad”, argumentó Laura.

La carrera tiene un piso de 20 inscripciones por año. Foto: Julieta Brancatto

“Química, física, biología, son profesorados que no toman mucha gente. Creo que el problema está en pensar que las cosas funcionan cuando tienen mucha gente o no. Hay muchas ramas que no van a tener nunca mucha gente pero no por eso dejan de ser importante. Y eso de cierta manera queremos mostrar con todo esto”, resaltaron los docentes.

En pos de defender un acceso a la educación que no dependa de la cantidad de ingresantes, y ante la amenaza de que el próximo año el profesorado de química no sea una opción en toda la región, La noche de química es el inicio de una propuesta a largo plazo que contempla el armado de una feria que involucre física, química y biología, acompañadas de charlas específicas de la asignatura y de la didáctica de la enseñanza, para revalorizar y sostener el estudio de las Ciencias Naturales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre