La justicia confirmó la suspensión de las obras termoeléctricas en Pilar

La Corte Suprema de Justicia de la Nación tuvo en cuenta los potenciales efectos nocivos para la salud y el medio ambiente que podrían generar las centrales.

Este jueves se dirimió la puja entre vecinos y vecinas contra las centrales generadoras de electricidad en Pilar, en la máxima instancia judicial. En este caso, existía una medida cautelar contra su funcionamiento impulsado por la comunidad, pero la Cámara Federal de San Martín la había revocado en favor de los accionistas de las dos centrales ubicadas en Pilar y finalmente, la Corte Suprema dejo sin efecto esta revocación y ordenó que se emita un nuevo fallo que valore el posible daño al ambiente.

La medida fue celebrada por las organizaciones ambientalistas, vecinos y vecinas que se oponen a este tipo de emprendimientos en Pilar y Escobar. Para Luján también resulta esperanzador, ya que el pedido ante la justicia es el mismo: que se paren las obras por irregularidades e incumplimientos en los requisitos técnicos para poder funcionar.

En el caso de Pilar las demandas judiciales fueron promovidas por asociaciones y grupos que se oponen a Araucaria Energy SA y APR Energy SRL. En 2017, el juez federal de Campana, Adrián González Charvay, hizo lugar a un amparo y frenó el funcionamiento de ambas centrales.

Según interpretan vecinos y letrados, con este fallo de la corte se volvería al estado de la cautelar, es decir, la suspensión de las obras. Para esta medida, se tuvieron en cuenta los potenciales efectos nocivos para la salud y el medio ambiente que podrían generar las termoeléctricas.

Según el fallo, el juez también tuvo en cuenta los cinco millones de litros diarios tomados del acuífero Puelche que requeriría el funcionamiento y reconoció el riesgo que implica para el agua potable, teniendo en cuenta que un alto porcentaje de la población de Pilar y Escobar se abastece a través de perforaciones.

Los casos se refieren a la instalación y operación de la central térmica de generación eléctrica Matheu I y de la central térmica de generación eléctrica Matheu II, ambas ubicadas en la localidad de Matheu, del Partido de Pilar.

El fallo se suma a la clausura que en agosto de este año emitieron desde la la Municipalidad de Pilar y el Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS) por los altos niveles de ruido. Los resultados de las pruebas realizadas demostraron que se generaban hasta 107 decibeles en algunos momentos cuando el oído humano puede tolerar 55 dB según la Organización Mundial de la Salud.

Esta misma denuncia sostienen vecinos y vecinas en Luján, aunque no se haya dado la clausura han mantenido reuniones con el intendente para avanzar en el mismo sentido. Desde el municipio plantearon que falta documentación para la habilitación y deben estudiar el caso. Mientras tanto, el fallo fue recibido como un precedente esperanzador en la lucha de la comunidad contra Araucaria Energy.

Foto: Infobae

spot_img
<
spot_img
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,064SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.