La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud anunció un cese de actividades debido a la inestabilidad laboral que sufren los trabajadores y trabajadoras del Servicio de Protección de Derechos de Niños. Denuncian personal sin contrato, aumentos en cuotas y propuestas de trabajo trimestrales.

Profesionales del Servicio de Protección de Derechos de Niños atenderán con reducción de tareas, atendiendo únicamente casos de riesgo. La medida resuelta por los 11 trabajadores y trabajadoras sin contrato ni aumentó aún no tiene eco en el Municipio.

En la notificación que entregan desde el gremio a Políticas Sociales aclaran que el director de RRHH, Agustín Musso “ha manifestado que aún no tiene ninguna respuesta” para la situación de trabajadores y trabajadoras del Servicio de Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, que estaban prestando servicio sin contrato.

En cuanto a el reclamo salarial, los trabajadores y trabajadoras solicitan que se incorpore el aumento del 21.5% de la paritaria 2017. La medida de fuerza implica la atención únicamente de casos que los y las profesionales consideren imprescindibles pero no recibirán ni contestarán oficios judiciales, “tareas que deberán quedar a cargo de la Dirección de Niñez, como autoridad del área” según plantean desde CICOP.

Por su parte, Mónica Issouribehere, secretaría de políticas sociales, ante la consulta sobre el conflicto gremial manifestó lo contrario: “No hay ningún conflicto. Se está discutiendo un aumento salarial. La Secretaría de Políticas Sociales, la Dirección y Legales tomó todo el trabajo que no se está haciendo. Esos trabajadores que no tienen contrato no firmaron porque no están de acuerdo con el aumento salarial. Lo que frena la firma del contrato es la discusión salarial que vienen llevando adelante”.

Nicolas Quino Luna, secretario general de CICOP, expresó que “desde el municipio nos echan la culpa por no aceptar un aumento salarial que no respeta lo acordado en la discusión paritaria del 2017”.

Además, explicó: “Ofrecen un 18% en tres cuotas, tienen seis meses de retraso. A esta situación de precarización le quieren agregar contratos trimestrales. Hace 10 años que viene esta situación de precarización, con contratos anuales. Además las y los profesionales están trabajando sin relación jurídica legal con la municipalidad. El caso del desalojo de Open Door es un ejemplo, las trabajadoras sociales intervinieron estando sin contrato y con una indicación de la justicia a la cual no tienen porque obedecer”.

En el comunicado, el gremio lamenta tener que llegar a esta situación y remarcaron que “la falta de contrato, las demoras y los regateos, dejan a las claras, que además de la informalidad actual en nuestra relación con el Municipio, ni saber cuándo vamos a cobrar nuestro salario, deja en evidencia que nuestra labor, de años en condiciones precarias de contratación, no resulta importante para las autoridades, ni se comprende la trascendencia de la misma en sectores vulnerables de la comunidad”.

El lunes habrá nueva asamblea para decidir sobre el aumento propuesto por el municipio del 18%. Desde CICOP, manifestaron que “están regateando miserias y están presionando a los trabajadores y trabajadoras, porque si no firman el contrato no cobran el sueldo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre