Música en el Auditorio fue creado con el objetivo de fomentar a los grupos y artistas locales. Comienza la edición 2018 y ya está abierta la convocatoria para participar. Con los balances más que positivos del año pasado, un nuevo ciclo está preparado para seguir sumando desafíos.

«Ciclo de Música en el Auditorio» es el nombre de un proyecto que busca visibilizar el potencial artístico que posee la totalidad del partido de Lujan y dar posibilidad a que los músicos y artistas iluminen escenarios locales.

Es por eso, que por segundo año consecutivo, el auditorio del Museo Municipal de Bellas Artes «Fernán Félix de Amador», ubicado en 9 de Julio 863, abrirá sus puertas para que cada viernes, con horario a confirmar, el ciclo inicie su segunda temporada.

Los objetivos del ciclo para este año es tener la agenda completa y no repetir las bandas que ya participaron hasta no darle el espacio a la mayor cantidad de artistas locales, eso daría la posibilidad de que todos los meses sean temáticos y así lograr que los públicos de propuestas similares se mezclen.

Por otro lado, lograr su legitimación, y que haya más apoyo por parte del municipio ya que, si no fuera por PAyS, el trabajo de su organizador sería a ad honorem y aportaría además sus propias herramientas para el trabajo. Por último, el ciclo apunta a que cada propuesta logre una buena convocatoria, fruto del diálogo entre músicos, el ciclo y los medios.

«Generar difusión como parte del trabajo del ciclo es lo fundamental, para mi este proyecto no es simplemente agendar bandas y que toquen y esperar sentado a que venga gente. Comprometerse con que puedan tener la mayor cantidad de gente que los venga a ver es muy importante para mí, para ellos y para legitimar el espacio. Lograr que la gente de nuestra ciudad comience a valorar al arte local como propio y como parte de su identidad es parte de la visión que tengo de lo que el ciclo debe fomentar», expresó Juan Pablo Cavagnaro, creador de la propuesta musical.

La dinámica del proyecto es ofrecer el 90% de lo recaudado en las entradas a los grupos o artistas y que el 10% restante quede para la Asociación de Amigos del Museo. El ciclo no cuenta con apoyo económico para quien organiza. «Desde su inicio el único auspiciante del mismo es PAyS. Por lo que el fomento cultural en lo musical existe pero debe mejorarse. Estas condiciones no fomentan la profesionalización de la música», evidenció Cavagnaro.

La inscripción para participar es vía mail a ciclodemusicaenelauditorio@gmail.com o al Facebook Música en el Auditorio. También por whatsapp al 2323618925, durante el período de febrero y marzo. 

Con respecto a la agenda, la idea este año es que puedan programar las fechas por afinidad cada mes, plan que dependerá de la cantidad de grupos o músicos que participen. Para este año ya hay agendadas y confirmadas 13 propuestas y 28 grupos inscriptos sin agendarse que seguramente participarán.

«El balance es bueno»

En 2017, su primer año, el ciclo duró cinco meses y fueron 18 los grupos que pasaron por su espacio. Los géneros fueron variados, desde folclore, tango, rock hasta punk y estilo grunge. «La idea es que todos los artistas locales tenga un espacio donde expresarse», evidenció Cavagnaro.

Foto: Ramiro Gutierrez.

El año pasado lograron tener grupos todas las semanas que ninguna banda bajara su participación sobre la fecha y que eso produzca un hueco. «Ese punto se logró mucho más de lo esperado. Por suerte, se anotaron muchas más bandas de las que pude programar en 2017», expresó el organizador.

Cada fecha que integró el ciclo fue organizada por los artistas y eso generó variedad en las propuestas. Así fue el caso de «Paraíso Marciano» donde tocaron en vivo mientras una artista plástica pintaba. El show también contó con un stand up previo.»Fue una fecha muy particular, la más alocada», contó Cavagnaro.

Por otro lado, noviembre fue el primer mes temático dedicado solo a tango. Tocó la «Orquesta Típica de la UNLu» lo cual tuvieron que trasladar el ciclo a la Sala Paladino, sala principal del Museo debido a la cantidad de músicos en escena. Además, algunos músicos ambientaron el espacio como lo hizo «Tractor», «La Loconia», entre otros.

Los jóvenes fueron otra clave del ciclo y Cavagnaro aportó un dato en ese sentido:»En general las propuestas más jóvenes fueron las que más respuesta tuvieron, estimamos que por el horario (19 a 21) los estudiantes (18 a 24 años aproximado) tienen más disponibilidad horaria que la franja de 24 a 35 años».

Por pedido del público y de los músicos y para generar una mayor convocatoria que posibilite ampliar el rango etario de los asistentes su organizador solicitó para este año modificar el horario a las 22:00 lo que es muy probable que el ciclo en marzo o en abril tenga ese cambio.

«Hubo un aproximado de 475 personas que asistieron a los shows. Es aproximado porque los invitados rondan siempre un 10% del total. Ojalá podamos este año lograr más fechas con la sala llena. El año pasado hubo sólo dos fechas con el auditorio lleno. Pero a pesar de eso, en promedio hubo unas 29 personas por show, totalizando un 69% de las butacas ocupadas», finalizó el organizador.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí