Un informe de la CNRT, que el gobierno buscó esconder, detalla el estado de situación de los trenes debido al recorte presupuestario en la Secretaría de Transporte. En las últimas semanas descarriló una formación del Sarmiento y el servicio fue cancelado en más de una oportunidad.

Una investigación realizada por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) describe una gran cantidad de fallas y anomalías en los ramales de ferrocarriles metropolitanos, entre ellos la línea Sarmiento y San Martín que pasan por Luján. Al 31 de diciembre del año pasado, la situación se ha vuelto más crítica durante los últimos meses.

El relevamiento de la CNRT, que fue publicado por el sitio Letra P, se centró en el control y verificación del cumplimiento de obras, mantenimiento y reparaciones. La situación global de todas los ramales está caracterizada por la falta de repuestos esenciales, el atraso en las revisiones técnicas, la «canibalización» de partes y equipos de locomotoras y coches que están paralizados por roturas, sistemas de frenos incompletos y con fisuras, ejes de coches motores con controles vencidos, rodados fuera de norma y la falta de terminación de obras y mantención de las vías.

La causa del estado de situación según el informe de la CNRT es el recorte presupuestario aplicado a la Secretaría de Transporte que impactó en las planificaciones de obras como en los recursos de mantenimiento que afecta fuertemente en los ramales suburbanos de tracción a diésel que han mantenido o empeorado su precariedad.

Otro de los motivos es la persistencia de elementos de la infraestructura con desgastes pronunciados (aparatos de vía y rieles), sistemas excesivamente antiguos (señalamientos mecánicos y electromecánicos), o material rodante con mantenimiento diferido pronunciado para los que, el año pasado, solo siguió acumulando deterioro.

En cuanto a la línea Sarmiento, y particularmente a las locomotoras diésel que prestan el servicio entre Moreno-Mercedes, las fallas se encuentran en la barra ecualizadora roza en bastidor de bogie, caja reductora de motor de tracción con pérdida, resorte de suspensión primaria roto, tanque de combustible con pérdida, sala de máquina con múltiples pérdidas de aceite y zapatas de freno fuera de banda de rodadura.

Mientras que la línea San Martín, la cual une Open Door con Retiro, se encontraron fallas en las locomotoras SDD7, donde hay amortiguadores hidráulicos con pérdidas, caja reductora de motor de tracción con pérdida, techo con excesiva suciedad, circuito hidrostático con pérdidas y brazo de balancín de suspensión entallado.

En lo que va del año, se hicieron públicos cinco descarrilamientos en la línea Sarmiento. Particularmente, la semana pasada descarriló un tren entre Olivera y Gowland. El accidente fue producto del mal estado de las vías y provocó que dos pasajeros resultaran heridos. Ese mismo día suspendieron la mitad de los servicios entre Luján y Mercedes por el mal estados de las vías, situación que se agravó por el paso de los pesados trenes de carga con arena rumbo a Vaca Muerte.

La situación se sigue agravando y este lunes confirmaron que no circulan los trenes de Luján a Mercedes. La decisión por parte de la empresa se tomó debido a inconvenientes en las vías a la altura de Olivera.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí