Foto: Julieta Brancatto.

En la colonia agroecológica “20 de Abril”, en Jáuregui, realizaron el viernes el acto de cierre de ciclo y egresades 2019. Estudiantes, familias y docentes se reunieron en un emotivo festejo lleno de amor por la tierra y orgullo campesino.  

Dijo Paulo Freire “Agrónomos, técnicos, alfabetizadores, todos tenemos mucho que aprender de los campesinos y si nos negamos a hacerlo, nada podremos enseñarles a ellos”. Con esas palabras dieron comienzo al acto, en el que celebraron la trayectoria y los resultados de la escuela primaria, y el primer año de la escuela secundaria.   

La bandera Wiphala, símbolo de los pueblos andinos y de la plurinacionalidad de las tierras latinoamericanas, se alzó entre los árboles centenarios del ex Instituto Ramayón mientras se entonaban las estrofas de los himnos argentino y boliviano. Sobre una mesa, junto al escenario, las verduras agroecológicas que cultivan día a día, como evidencia de su proyecto, respetuoso de la tierra y quienes la trabajan.  

La docente Ana Lucía Navarro expresó con lágrimas en los ojos:“Terminan una etapa y comienzan una nueva. Dejando en este espacio y en este corazón tantos momentos inolvidables, tardes de intercambio y conocimiento”. Y agradeció a sus estudiantes “cuántas cosas aprendí de ustedes y sigo aprendiendo, que con amor y respeto me las han enseñado. La más importante: amar la tierra, cultivar y consumir verdura sana”. 

Foto: Julieta Brancatto.

Gustavo Manfredi, promotor de educación de la Unión de Trabajadores de la Tierra expresó, también con mucha emoción “hoy es un día lleno de felicidad y orgullo” y honró el trabajo cotidiano de los estudiantes “se esfuerzan, vienen a clase, debate, levantan la voz, nos enseñan a todos. Porque así pensamos nosotros la educación, escuchando y aprendiendo para después poder enseñar”. 

Les estudiantes leyeron palabras que construyeron de forma colectiva en clase: “La lucha que empezó hace nueve años valió la pena, dio sus frutos. Somos una gran familia que formamos una colonia” expresaron con emoción, recordando el trabajo continuo que da la UTT. “Es un orgullo tener la escuela en casa, no pensábamos estudiar a esta edad. La apertura de la escuela nos ayuda a compartir nuestro conocimiento sobre la esencia de la agricultura” . 

“Hoy tenemos nuestros sueños cumplidos: tierra, casa y trabajo” dijeron desde el escenario, para sus familias y docentes. “Sembramos futuro, un futuro mejor para nuestros hijos”. Y, abriéndole camino a los sueños, proyectaron las ganas y la necesidad de construir juntes una universidad campesina y agroecológica. 

En el espacio donde, años antes, la inspectora del nivel y Gustavo Manfredi labraron el acta que daba origen a la escuela primaria dependiente del CEA 703, colocaron una placa en recuerdo de la promoción 2019. Franz Ortega Flores, delegado de la colonia, fue el elegido para recibirla.

Por último, invitaron a subir al escenario al Intendente Leonardo Boto quien comentó los proyectos de articulación entre la UTT y el municipio. “En seis meses nos comprometemos a crear la feria agroecológica en Luján para que tengan un lugar de comercialización” y señaló que en la nueva estructura del gobierno municipal generaron una Dirección Agroecológica porque “este tipo de producción no solo tiene que ver con la calidad, sino que hace a la salud”.

Desde esta Cooperativa Ladran Sancho saludamos a les estudiantes y al cuerpo docente, por el compromiso con la educación popular y campesina, y la convicción de que nuevas formas productivas y de trabajo son posibles. ¡Felicitaciones egresades!  

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí