Foto: Victoria Nordenstahl.

Vuelve la Varieté de la Biblioteca Ameghino y desde Ladran Sancho aprovechamos para conversar con sus organizadores sobre la autogestión de la cultura en tiempos de crisis.

La Varieté vuelve este sábado a la Biblioteca Ameghino. Desde las 21 horas se presentarán variedad de artistas para ofrecer algo diferente en la agenda local, en tiempos en donde el vaciamiento en el sector se puede sentir.

En la jornada actuarán Vana Passeri, Manuel Aime y Lucía Buratovich, mientras que la música en vivo estará a cargo de «Grandma», la banda integrada por Fran Saavedra en batería, Manuel Badano en guitarra y voz, Manu Scarnato en guitarra, Tomás Cepeda en guitarra y Javier Sanz en teclados.

Además habrá una exposición de arte de «Interdimensional Kev», por Kevin Huaman Avilés, con obras en acrílico y leds. También habrá servicio de cantina durante toda la noche y las entradas anticipadas ya se pueden adquirir en la biblioteca de lunes a viernes de 10 a 17, a un valor anticipado de $100, mientras que en puerta costarán $150.

En la previa del evento cultural, Ladran Sancho dialogó con Federico Aime gestor cultural y uno de los organizadores de la Varieté: «La realidad es que hoy el sector cultural, como tantos otros, es uno más de los afectados por la crisis socio-económica en la que se encuentra nuestro país», sostuvo para arrancar.

-El concepto de varieté empezó a familiarizarse en Luján a partir de diversas propuestas en los últimos años. ¿Cómo lo definirían ustedes como organizadores?

-Este concepto tiene una realidad histórica que se encuentra en el siglo XIX y XX. Es una idea que está vinculada con la cultura popular y los espacios creados por los mismos artistas o realizadores. Nosotros con Manuel Escola comenzamos a realizar Varietés en el año 2012 porque las posibilidades que ofrece para presentar distintos lenguajes en una misma propuesta nos parece muy bueno. Es un formato muy usado por el sector de la cultura en el pasado, y hoy mismo. Para nosotros es ideal para generar espacios de promoción de la cultura y de cruce de públicos diversos en nuestra ciudad.

Foto: Julieta Brancatto.

-¿Cómo los afecta la situación general del país?

-Hoy el sector cultural, como tantos otros, es uno más de los afectados por la crisis socio-económica. Depende mucho, del bolsillo de la gente y de las políticas públicas con las que el Estado acompaña la actividad. Hoy ninguna de las dos posibilidades se estaría dando, la gente guarda el mango porque las prioridades cambiaron y el Estado no da respuestas.

-En estos encuentros hemos visto una importante cantidad de artistas locales y de gran talento. ¿Creen que son reconocidos como merecen?

-No hay dudas de que Luján tiene una calidad de artistas y realizadores excepcional. Tenemos muchas instituciones educativas que están en continua formación de futuros profesionales. Está claro que hace falta fortalecer al sector para poder generar otras condiciones, en ese sentido sí creemos que hace falta mayor reconocimiento y mayor presencia de la gestión municipal.

-En un momento crítico para la cultura en Luján siguen apostando a la agenda local. ¿Cómo es el laburo de gestionar la cultura en estos tiempos?

-Es difícil, porque todo cuesta más. Creo que en ese sentido tiene que ver con seguir apostando a un espacio de encuentro y promoción, como también lo hemos hecho con el Festival de Tango Independiente de Luján que lo trabajamos en conjunto con artistas y docentes de la escuela de música popular y contó con la apertura de la orquesta infantil y juvenil “El Ombú”.

-¿Por qué creen que son tan importante este tipo de propuestas?

-Para nosotros la cultura es fundamental, la comunidad tiene que tener la posibilidad de disfrutar del arte, el conocimiento. La cultura y el arte hacen también a la calidad de vida. Es fundamental reconocer como los artistas, gestores y organizadores construyen sus propios espacios y propuestas. Ante la falta de respuestas no queda otra que realizar.

-¿Qué balance puede hacerse de la gestión cultural a nivel local en los últimos años?

-Creemos que más allá de que la gestión actual se ha caracterizado por no tener una política cultural clara, sí han habido experiencias que han generado gestores culturales o artistas en espacios públicos que no solo hay que mantener, sino también acompañar. Es un desafío muy grande el que hay por delante, entendemos que va a hacer falta un gran esfuerzo y voluntad de diversos actores para poder poner en valor la cultura.

-¿Cuáles son esos puntos que la próxima gestión tendrá que trabajar en cuanto a la cultura?

-Lo primero es reconocer y dialogar con los actores que son parte del mundo cultural en la ciudad. Por un lado, para poder encontrar un camino conjunto y así dar respuestas a las demandas que el sector tiene y, por otro lado, nosotros creemos que es fundamental tener una agenda cultural fuerte. Eso se logra mediante el fomento y la promoción de talentos jóvenes con concursos o becas; generando un ordenamiento y regulación sobre la actividad y a su vez recuperando la presencia del Municipio en los barrios con talleres artísticos para niños y jóvenes.

-¿Qué propuestas podrían rescatarse para comenzar a consolidar esa agenda?

-Se necesita generar una agenda de festivales y actividades que permitan apuntalar el turismo y la actividad del sector en la ciudad. En ese sentido existen numerosas experiencias en distintas ciudades y provincias, donde el rol de la política pública en materia cultural crea empleo y posibilidades de trabajo concretas a través de programas con museos, espacios culturales e instituciones pertinentes. Hay que apoyarse sobre experiencias reales que ya se realizan y poder poner en funcionamiento las que más convengan para Luján.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí