Según lo publicado por la Provincia de Buenos Aires, los municipios bonaerenses perdieron por goleada. Los envíos de fondos que realiza la gobernación quedaron 20 puntos por debajo de la inflación en promedio. Luján entre los más afectados.

La Provincia de Buenos Aires informa mes a mes la transferencia de recursos que realiza a los municipios. Entre esos ingresos que perciben los distritos se encuentran fondos por coparticipación, juegos de azar, Ingresos Brutos, Fondo de Programas Sociales y Saneamiento Ambiental, Financiamiento Educativo, Infraestructura Municipal, entre otros.

La transferencia municipal perdió más de 20 puntos entre el 2018 y 2019 a pesar de haber girado 19 mil millones de pesos más que en 2018. Más allá del numero nominal, la pérdida se encuentra en el valor real de esas transferencias. Para compensar el efecto de la inflación, que entre agosto 2018 y agosto 2019 fue de un 54 por ciento, la Provincia debió haber transferido 32 mil millones más que en el anterior periodo.

Entre enero y agosto de este año, la Provincia de Buenos Aires distribuyó casi 78 mil millones de pesos entre los 135 bonaerenses. La cifra es un 32 por ciento más que los casi 59 mil millones de pesos que se había transferido en el mismo período de 2018, y está exactamente 22 puntos por debajo de la inflación medida por el INDEC.

En el caso de Luján, el recorte fue mucho peor que el promedio: Luján recibió sólo un 29,48 por ciento de incremento durante el 2019 quedando así un 24,52 por ciento abajo de la inflación anual.

En el acumulado, nuestro distrito recibió entre enero y agosto de 2019 un total de 589 millones de pesos por transferencia provincial. En el mismo periodo del 2018, la Provincia de Buenos Aires había transferido un total de 455 millones de pesos. Considerando que la inflación medida por el INDEC ronda en el 54 por ciento, Luján debió haber percibido un total de 700 millones de pesos para no sufrir un ajuste por parte de la gobernación.

Durante el 2019, nuestra ciudad recibió 134 millones más cuando debería haber sido un total de 245 millones de pesos para mantenerse acorde a la inflación. En total, el distrito perdió  111 millones de pesos.

La eliminación del fondo sojero que estaba compusto por un 30 por ciento de las retenciones al complejo agroindustrial destinado a la realización de obra pública; el fin de los fondos para infraestructura y por sobre todo la caída de la actividad explican el ajuste en las transferencia de dinero que descarga la crisis sobre los municipios.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí