Graciela Macagno vecina y activista de Olivera habló con Ladran Sancho para exhibir un problema histórico y patrimonial: a partir de las obras para el Río Luján se derrumbará el puente donde se dio la Batalla de Olivera, un hito a recuperar.

La preservación del patrimonio del partido de Luján es motivo de debates desde hace tiempo. Y cuando los objetos históricos no son de los que más fama ostentan, resulta costoso generar interés, a pesar de los esfuerzos de los historiadores y voluntarios locales que realizan recorridos y exhiben parte de la historia poco conocida de nuestra ciudad.
En este último sector está el Puente de Olivera, una obra en donde se llevó a cabo una de las batallas de la denominada Revolución de 1880. Allí se enfrentaron las fuerzas que respondían al presidente de la Nación Nicolás Avellaneda, contra las del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Tejedor por la tan ansiada Ciudad de Buenos Aires. Avellaneda había podido federalizar y conseguir la declaración del Congreso como Capital de la República. Pero así la provincia perdía su ciudad más importante además de la exclusividad de los ingresos que esta generaba.
«Para julio lo sacarían y la idea es buscar la manera de hacer algo para hacer ambas cosas sin dejar de tener la importancia de conservación y preservación de nuestros lugares históricos y que además será declarado como patrimonio histórico», explicó Macagno, quien además agregó:
«El puente histórico en Olivera será derribado y perdemos una posta histórica. Es fundamental rescatar la importancia del puente: es un regalo que hace Sarmiento a Olivera por ser el colaborador dentro de la presidencia y ademas amigo; y más allá de eso, fue escenario de la batalla de junio de 1880, que luego determina la capital de la provincia en La Plata. Por eso la idea es que el puente pueda quedarse en le mismo lugar porque fue escenario exacto de la batalla. Donde existen vestigios todavía, como balas de cañón y otros detalles en esos vestigios que todavía pueden encontrarse».
Inundaciones, Historia y Turismo
Desde el Museo de Olivera fundado por Macagno, el cual en un pasado iba a ser derribado para ser recordado por una placa, impulsan la importancia y necesidad de conservar nuestra historia, nuestras raíces, y es por eso que trabajan en pos de ello. Del mismo modo, promueven la idea de fomentar el turismo desde lo histórico, lo cultural, la propia historia de Olivera: «Tenemos muchísimas cosas para mostrar y creo que tenemos que preservar», describe Macagno. Y que por eso es importante que el puente pueda mantenerse en el mismo lugar. Que aún si eso no es posible, que se conserve dentro de olivera con su edificación exacta, con los ladrillos que contienen la batalla.
El antecedente de la no preservación de lo histórico, Macagno lo encuentra en la estación de Olivera, que en la actualidad ya no quedó histórica con respecto a la batalla. Por tal motivo, consideran que es necesario señalizarla, presentarla como sitio patrimonial. «Comenzar a cuidar nuestro patrimonio histórico y cultural, nosotros en Olivera ya no tenemos más nada».
Del mismo modo, los vecinos que han sufrido inundaciones estiman la historia que arraiga el puente y apoyan la idea de que ese pasaje con tanta historia también se conserve y que no sea destruido como un cimiento sin importancia. Es importante destacar que los vecinos de Olivera no plantean que no se avance con las obras sobre el río, sino que se proceda a una planificación eficiente que logre conservar el puente al momento de realizar las ampliaciones del río que desde julio se llevarán adelante para erradicar las inundaciones.
Con respecto a la preocupación de los vecinos y sobre el accionar del gobierno local Macagno remarcó que los responsables de la obra pública han hablado con la gente del pueblo y que confirmaron que en julio van a sacar el puente.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí