Daniel Lanson integra el Movimiento de Participación Popular (en la Corriente de Unidad Popular de Luján y el Frente Luján) y el colectivo El Sur No Espera. Actualmente participa de Agenda Argentina, la usina de ideas nacional y popular que centra su acción en políticas públicas. De cara al nuevo Foro del 15 de junio, dialogó con Ladran Sancho en clave política, intelectual y en contexto local.

“Agenda Argentina es una iniciativa conjunta de diversos colectivos del pensamiento, la academia, la comunicación y el activismo político que busca contribuir a la unidad para enfrentar al gobierno de Macri con un programa sólido y transformador”, se presenta en su plataforma web.

Allí participan, entre otros, intelectuales como Martín Navarro y Delfina Rossi del Espacio Atahualpa; Abelardo Vitale y Marcelo Leiras del Grupo Fragata; Nahuel Sosa y Gabriela Llamosas del Centro de Formación y Pensamiento Génera; Cecilia Gómez Mirada y Santiago Cafiero del Grupo Callao; Alexandre Roig y Ariel Geandet de Usina de Pensamiento Nacional y Popular; Paula Lenguita y Sabina Frederic del Frente Federal Ciencia y Universidad; Sol Prieto de UEPLAS; y Verónica Tenaglia, Alejandro Barrios y Daniel Lanson de El Sur no Espera.

“Nuestro aporte es generar espacios donde puedan debatirse y acordarse políticas públicas
transformadoras, que devuelvan a la Argentina a una senda de crecimiento sostenible, en la que todos los actores de la economía y de la sociedad se vean beneficiados, recuperando políticas claras a favor de la inclusión social, los derechos humanos y el buen vivir de toda la ciudadanía”, coincidieron en el encuentro de lanzamiento que se hizo en marzo de este año.

Lanson, por su parte, reforzó en la idea de confluir en un proceso que nutra el campo de las ideas para un plan nacional con centralidad territorial, algo que será tratado en el próximo encuentro. “Agenda Argentina toma posición frente a la coyuntura actual para enfrentar a este gobierno neoliberal conservador. Y en el próximo foro analizaremos diferentes modelos de desarrollo, algo imposible de pensar separado de lo que pasa localmente, en cada municipio», detalló.

Con la idea de no hay nación sin municipios, no hay Argentina sin Luján, se intenta producir pensamiento y conocimiento en esa clave: «Esto es diametralmente opuesto al desdibujamiento de la figura del municipio de los gobiernos como el de Luciani; que lo dejan como un mero prestador de servicios. En esta línea, desarrollar críticamente ideas y proyectos de desarrollo nacional se articula con el plano local porque, cuando uno piensa la industria -por ejemplo-, las definiciones que hacen a su radicación tienen una fuerte componente local, desde la posibilidad de contar con trabajadores calificados, con los servicios que necesita, y hasta los esquemas impositivos locales que le alcanzan. No se pueden pensar modelos de desarrollos nacionales sin que estos se articulen con los marcos locales; y viceversa. No se puede pensar políticas locales sin su articulación con el modelo de desarrollo nacional y sus políticas públicas»

A ello, el ingeniero y doctor en ciencias sociales de la Universidad Nacional de Luján, complementó argumentando que “los debates sobre el mejoramiento de la calidad de vida deben hacerse en clave nacional, pero también provincial y municipal. Si hablás con los textiles de Luján, todos entienden que la política para ellos tiene que ser pensada en macro, pero es imposible desanclarla de lo que pasa acá, de los permisos, de los subsidios, de las habilitaciones. Es un ida y vuelta. Agenda Argentina se retroalimenta así: de lo que cada integrante aporte de su territorialidad y cotidianidad en su campo de acción o disciplina, y todo se articula con las posibilidades de la actualidad del país”.

Para eso también hay una respuesta, sobre cómo está el país: “Hay un contexto de hambre y desempleo que nos hace orientar políticas programáticas a los sectores más necesitados, a las urgencias. Eso por un lado, como inicio fundamental. Pero, por otro lado, pensamos la planificación estratégica del Estado en un conjunto donde indefectiblemente se vinculan la educación, la infraestructura, la salud, la producción, etc. En nuestra ciudad lo vemos, Luján tiene mucho que hacer en el plano productivo, desde cómo produce alimentos hasta el desarrollo turístico”.

¿Pensamiento neutro? «Acá no hay una supuesta neutralidad, Macri y el Neoliberalismo están en la vereda de enfrente. La época que viene no es ninguna de las que pasó, se puede parecer, pero no, la historia no se repite. Por eso se piensan propuestas “para volver mejores”, un slogan que es oportuno. Agenda Argentina, igualmente, no es un sector político, es un combo entre agrupaciones que son del mundo del pensamiento y grupos de acción política. Todos dentro del ámbito político, asociados directa o indirectamente a partidos. Y nos encontramos porque hay una necesidad de pensar críticamente lo que está sucediendo. En marzo se presentó a partir de sectores que vienen pensando hace mucho tiempo la idea de generar una lectura diferente, no atada a relatos, o a las lógicas del sentido del pensamiento peronismo-antiperonismo que pregona Duran Barba. En sí, es un espacio de formulación de propuestas concretas orientadas a un posible gobierno, sobre cómo llegar a ese gobierno y conducir su accionar hacia el buen vivir de los argentinos», finalizó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre