El jueves continuará la sesión en el Concejo Deliberante y se le dará tratamiento al expediente que envió el Departamento Ejecutivo en referencia al transporte en la ciudad. Tras el conflicto con La Flor, la empresa 11 de Junio propuso tomar el recorrido a cambio de una renovación total hasta el 2034.

Luego del cierre de la empresa La Flor de Luján, de los reclamos vecinales, los plenarios y las reuniones en provincia de los funcionarios, el camino de salida parece ser la empresa 11 de Junio, actual concesionaria del transporte de pasajeros local.

Para eso, el Ejecutivo preparó un expediente donde ahora consta la propuesta de la empresa como también algunos requisitos que había pedido el gobierno municipal. La decisión está en el Concejo Deliberante donde deberán aprobar la ordenanza que entrega 15 años más de concesión para la 11 de Junio, y con lo cual se hará cargo del trayecto a Olivera más algunas ampliaciones e inversiones.

Como explicó Jurina en la sesión, «se presentó un escrito por parte del responsable de la empresa 11 de Junio para formalizar el ofrecimiento de hacerse cargo de cubrir parte de los servicios hasta el día de hoy, y todo indica que hasta el 30 del mes en curso, están a cargo de la línea 256 de La Flor de Luján. Es un expediente que requiere una lectura detenida, pero también somos conscientes que los tiempos apremian. Porque tenemos que garantizarle el servicio en las localidad es de Jáuregui, Olivera y Pueblo Nuevo y eventualmente la ciudad vecina de Goldney”.

Allí, entre otros puntos, figura una extensión (ramal) hasta el Barrio Luna, puntualmente hasta la entrada «porque adentro del barrio no hay calles transitables para armar un recorrido», como señala la empersa. Entonces el ramal es hasta Ruta 47 y Pascual Simone, no hasta la entrada de Arroyo Dulce. «Lo que sería el viejo recorrido Camino Navarro de la 503, un poco más acotado», explican.

Otro trayecto nuevo es Por Julio A Roca, al barrio San Juan de Dios, particularmente la parte nueva del COVILU que vendría a ser un ramal del recorrido al Barrio San Francisco, el cual viene por ruta 7 y tiene cierta superposición con el recorrido de la línea 500 que viene de Cortínes.

“De parte de la empresa se cumplieron una serie de requisitos que los presidentes de la Comisiones a donde fue derivado planteamos un requerimiento con relación al modelo de contrato de concesión, a los plazos y las inversiones que la empresa tiene que realizar para, en alguna medida, justificar el pedido de extensión de la concesión que se solicita y, por otra parte, estaba previsto que indicaran cuáles son los nuevos recorridos que están en condiciones de hacer y los que tenemos proyectados en un futuro inmediato”, avisó Jurina el día lunes, al momento de pedir el cuarto intermedio que seguirá el jueves.

Asimismo, en la ordenanza se crea una comisión integrada por representantes del Ejecutivo, del Deliberativo y de la empresa con la participación y aporte que puedan generar vecinos y vecinas, algo que fue pedido en los diferentes plenarios que se dieron en Olivera.

«Los otros recorridos proyectados, que están sujetos a los condicionamientos de la resolución 422/12 del Ministerio de Transporte de la Nación son los ramales hasta el barrio Luchetti en Open Door y, por otro lado, hasta la calle Del Pilar, al fondo del barrio Lanusse. Y es porque esa resolución establece que todo nuevo recorrido no será subsidiado, entonces lo debe financiar la empresa, el municipio o quien quiera hacerse cargo. La Nación no envía más fondos por la extensión de nuevas cuadras. Hay pedidos de los vecinos, por ejemplo del Barrio Elli, pero no podrán ser puestos en práctica», señaló el concejal del Frente Renovador.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí