Jorge Cuello, el deportista paralímpico que se animó a competir a sus 61 años

El vecino de nuestra ciudad se enamoró de la natación y compite contra personas sin discapacidad por no haber categoría. Fue campeón tres años seguidos, nadó un IronMan y en aguas abiertas del Paraná.

spot_img

Jorge Cuello tiene 65 años y hace cuatro años comenzó a nadar, luego de recuperarse de una lesión en su pierna izquierda producto de la vida sedentaria que llevaba a cabo. Por prescripción médica, realizó una rehabilitación en pileta y fue ahí que se enamoró de la natación. Comenzó a entrenarse con un profesor aunque sentía que debía hacer algo más.

El deporte le gustó tanto que a Jorge le despertaron las ganas de competir. Pese a tener una discapacidad desde los 4 años en su pierna derecha, debido a la poliomelitis, no fue impedimento para que el lujanense se inscribiera en la Federación de Natación del Oeste (FE.NA.DO) y en la Confederación de Deportes Acuáticos (CADDA). Sin embargo, la federación no cuenta con categoría paralímpica, por lo que decidió medirse con personas sin discapacidad, luego de un permiso de las confederaciones y un chequeo médico correspondiente.

Representando a la Sociedad Italiana, Cuello llegó a su primera competencia y logró la victoria en los 200 metros estilo libre, por lo que las ganas y ese deseo de la competencia se le despertaron aún más. Tras su presencia en los 800 metros pecho, debió federarse y quedó habilitado para nadar en todas las distancias y todos los estilos. Los buenos resultados siguieron llegando y en su primer año de participación de manera competitiva, salió campeón por sumatoria de puntos. «Me di cuenta que andaba bien, porque casi siempre me traía una medalla, puntos», recordó Jorge de sus inicios. Es así que en 2017, 2018 y 2019 fue campeón en su categoría.

Lejos de quedarse solo en la competencia de pileta cerrada, Cuello fue mucho más allá y se animó nada más ni nada menos que al IronMan, una de las competencias más difíciles y más exigentes, por sus largas distancias. En 2018, en Punta Del Este, terminó la prueba en tiempo y forma, por lo que recibió una distinción teniendo en cuenta que se enfrentó ante competidores sin ninguna discapacidad física.

«Fue un gran desafío. Cuando llegué allá y vi esa distancia toda junta no creí que iba a poder hacerlo. Encima, si yo no llegaba no podía salir el otro compañero, así que ese también era un tema. Me mentalicé y lo pude lograr», aseguró el deportista.

Ya en el 2019, la búsqueda de nuevos desafíos lo llevó a inscribirse en la prueba de La Vuelta de Obligado en el Río Paraná, una competencia tradicional de aguas abiertas en donde obtuvo el primer puesto. «Fue mi primera experiencia en el río y me costó bastante, porque había sudestada y el río estaba en bajante», expresó Jorge.

Las ganas y la motivación de Jorge contagian. Siempre en búsqueda de nuevos objetivos que lo motiven, el lujanense aseguró: «Para mí esto es un desafío. Es algo que siento que lo tengo que hacer. Es un poco de voluntad y la idea es poder mantener el físico. Me di cuenta que se me fue la artritis que tenía, la tendinitis. El deporte es salud y por eso quiero dejar ese mensaje, a que la gente de mi edad pueda seguir practicando deportes, aún después de los cincuenta años».

Por sus logros y su participación en diferentes competencias representando a Luján, recibirá un reconocimiento a partir de un proyecto impulsado por el presidente del Honorable Concejo Deliberante, Ariel Notta. «Estoy contento de que se considere mi participación, porque siempre mencionan a Luján en cada competencia», sentenció el nadador.

spot_img
<
spot_img
spot_img

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,064SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.