Foto: Prensa Municipal

Una de cal y otra de arena. Se inauguró un jardín en el marco de un programa nacional sobre el predio donde las chicas del San Jorge practicaban fútbol. A la buena nueva se le contrasta la realidad de las pibas que siguen peleando por un espacio donde practicar deporte.

En el marco de un programa nacional que pretende construir 3000 jardines de infantes sobre el territorio nacional, el gobierno desplegó obras de infraestructura que en algunos partidos le permite hacer “la foto” en plena pre-campaña.

El número, obedece a la promesa de Mauricio Macri durante el debate de los entonces aspirantes a la presidencia allá por 2015 y que para este vertiginoso 2019 el contralor ejercido por los gremios del palo de la educación desmienten la cifra.

De todos modos, algo es algo y para el necesitado barrio San Jorge se pudo materializar una nueva institución para el nivel infantil y la proyección de un «polo educativo» que incluiría primaria y secundaria en un futuro lejano. Del acto de inauguración participó una nutrida comisión que encabezaron el intendente Oscar Luciani y el subsecretario de educación de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Siciliano.

Así, a la buena nueva le contrasta la pérdida de lo que funcionó en ese predio: la canchita de fútbol femenino que con tanto esfuerzo construyeron las pibas del barrio. «Es de las mejores cosas que nos pueden pasar, del mismo modo que cuando llegue la escuela», reconocieron vecinas de la zona.

Más de 30 pibas entrenan a diario en el Escuela de Fútbol Infantil del barrio San Jorge. Foto: Julieta Brancatto

Con la misma sinceridad, se acercaron al intendente para decirle «no te olvides que este predio era la escuela de fútbol para las nenas». A lo que Luciani respondió que continuarían charlando para encontrar una solución.

Lo cierto es que desde el anuncio para la construcción del Jardín, funcionarios de Obras Públicas y Políticas Sociales prometen parte del predio del barrio Santa Marta en donde se proyecta un plan para relocalización de familias inundadas para que las practicas deportivas continúen.

La promesa fue realizada el secretario de Obras Públicas, Marcelo Gutiérrez y el director de Políticas Públicas, Carlos Romero, en la capilla del barrio San Jorge a fines de 2018 ante vecinos y vecinas. Pero como tantas veces; las palabras se las llevó el viento y por ahora las pibas continúan la práctica amontonadas en la misma plaza en la que a partir de este miércoles funciona el jardín 930.

Durante el acto de inauguración, Luciani les prometió a las vecinas que impulsan la Escuela de Fútbol Infantil del barrio San Jorge una reunión para destrabar el conflicto en los próximos 15 días. Mientras tanto las pibas continuarán en el mismo predio donde funciona el flamante Jardín.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre