Sergio Frascaroli integrante de “Inundados de Luján” realizó un detallado análisis sobre los anuncios del gobierno nacional y las responsabilidades de la gestión de Luciani en materia de inundaciones. El panorama para Frascaroli no es bueno. Al aire de Ladran Sancho señaló que “estamos peor que antes”.
A fines de Junio la gobernadora María Eugenia Vidal encabezó, en el museo Udaondo, el acto de entrega de viviendas a 30 familias de barrios afectados por la inundación, relocalizadas en el Barrio Santa Marta. Allí anunció que “La plata para hacer la obra está. El proyecto hidráulico está terminado. El 19 se firma y el 20 vamos a poder empezar a licitar”. En las últimos días el gobierno provincial lanzó un spot publicitario donde la voz de la gobernadora asegura “”Soy María Eugenia Vidal y te cuento que ya hemos limpiado todos los puentes del río Luján y con esto evitaremos las inundaciones”. Mientras que en el plano local los medios informativos replican una gacetilla municipal que anuncia que el intendente Oscar Luciani participó de la “Cuarta reunión de la Cuenca del Río Luján” en Rodríguez, en donde se trabajaron aspectos relacionados a la los planes de sensorización y alerta temprana presentado por la autoridad del agua de la Provincia de Buenos Aires”.
A la luz de la difusión dada por la provincia y el municipio, potenciada por los medios locales, Sergio Frascaroli (Inundados de Luján) realiza un análisis detallado del trabajo realizado en los últimos meses y anticipa un panorama que no indica avances en materia de prevención sino la preparación para una “catástrofe”.

“Uno ve los anuncios de obras pero no hay nada concreto ni ¿Qué obras se van a realizar? ni ¿Cuándo comenzaran?. En concreto no hay nada. Recién se están haciendo los estudios de prefactibilidad de cada obra junto con la Universidad de San Martín y después de eso se arman los pliegos de licitación, la licitación en si misma y después comienza la obra. Eso lleva mucho tiempo” resumió Frascaroli el panorama actual.
Además, Frascaroli señaló que “Con la limpieza de puentes no se soluciona nada. Estamos peor que antes porque los trabajos realizados tienen un impacto casi nulo en Luján. Si tuviésemos el nivel de agua caída en agosto de 2015 ahora tendríamos casi un 30 por ciento de agua mas en el casco urbano. Para que vean que estamos peor que antes. Todas las tareas que se están desarrollando y en algunos casos han concluido, fueron hechos río arriba de la ciudad de Luján, sin tener en cuenta que lo primero que se debe realizar son obras de impacto río abajo para luego trabajar en la cuenca media y superior”. El integrante de la organización Inundados de Luján comentó que nada se ha anunciado sobre la posibilidad de reemplazar puentes, ensancharlos, y trabajar sobre los canales lo que si impactaría positivamente en el casco urbano en tiempos de abundante lluvias como las registradas años anteriores.
El negocio inmobiliario no se moja
Entre los anuncios y la publicidad que muestra una gestión provincial y municipal abocada a trabajar el flagelo de la inundación sobre la cuenca se enumera la “ampliación del cauce del río Luján en distintos tramos. Frascaroli advierte que “el ensanche no culmina en la desembocadura, sino que finaliza en el puente del Ferrocarril Belgrano Norte, justo donde comienza el emprendimiento Inmobiliario `San Sebastián´”. Varias organizaciones como Inundados de Luján y Vecinos del Humedal advierten desde hace años que los countries instalados sobre la cuenca del río utilizan canales clandestinos para desalojar aguas de sus lagunas. Son mas de treinta a lo largo del río y entre los más importantes esta el barrio San Sebastián, ubicado en el límite de Pilar y Escobar. Frascaroli señala que es “uno de los principales actores de la falta de escurrimiento del río y de continuar con la obra de ensanchamiento afectarían los terraplenes construidos por los empresarios sin escrúpulos de este mega-countri”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí