Las licenciadas Claudia Menseguez y Silvana Stabile, fueron las oradoras de la noche en el taller sobre derechos y  calidad de vida en adultos de la tercera edad, organizado por Juan Carlos Juárez. «Es importante la necesidad de integración entre jóvenes y grandes», remarcaron.

En una concurrida sala, con adultos de la tercera edad, se desarrolló un taller sobre derechos y calidad de vida en adultos mayores, organizado por el ex Diputado Provincial mandato cumplido Juan Carlos Juárez. De la charla participaron una decena de abuelos y abuelas que escucharon atentamente a las especialistas de la tercera edad Claudia Menseguez y Silvana Stabile.

Juan Carlos Juárez, el impulsor de la charla con las especialistas, remarcó la importancia de poder mejorar la calidad de vida de los ancianos y llamó a generar políticas públicas desde los gobiernos: “Es el nuevo desafío para los adultos, saber que podemos vivir más. El tema es cómo lo hacemos con calidad, integrándonos. Es necesario la acción integrada en la sociedad y la planificación de políticas públicas desde los gobiernos locales”.

Además de Juárez, las oradoras de la noche fueron Silvana Stabile, quién es licenciada en trabajo social y especialista en psicogerontología y Claudia Menseguez licenciada en Psicología y también especialista en Psicogerontología. Tanto Menseguez como Stabile participaron de charlas en distintos puntos del país, sobre temas de familia y vejez y agradecieron la convocatoria de Juárez.

La licenciada Claudia Menseguez sostuvo que hoy en día “la edad tiene menos peso de lo que nosotros creemos que tiene. No creemos que la gente sea de determinada manera porque tiene una edad, sino porque han tenido distintas historias de vida, distintas oportunidades, distintos recursos, distinto carácter y no tanto por la edad. A veces los jóvenes y ustedes tienen muchísimas cosas en común y si nos centramos en la edad nos distanciamos, en vez de acercarnos”.

Menseguez habló de la necesidad de “recuperar el concepto de las relaciones intergeneracionales. Integrarse no es los viejos con los viejos y los niños con los niños, es todas las edades”. ¿Ustedes tienen nietos?, preguntó la licenciada. “Sí”, contestó gran parte de la sala. “¿Juegan con sus nietos?”. “¿Y cómo la pasan?”. “No es genial seguir jugando y de repente no darse cuenta de la edad que uno tiene, porque se pierde en el mundo del juego”, enfatizó Menseguez, ante el gesto de asentimiento de todos los abuelos.

Menseguez reflexionó sobre la importancia de poder brindar una mejor calidad de vida y la necesidad de contar con las mismas oportunidades. Además remarcó la importancia de generar espacios, en donde las personas de distintas edades se puedan integrar: “La calidad de vida se asocia solo con la alimentación, pero también está ligado en poder desarrollarse íntegramente. Hablamos de tener las mismas oportunidades. Tenemos que crear espacios dónde las personas de todas las edades se integren, se puedan escuchar y, a veces, hacen mucha falta estos espacios”.

La licenciada en trabajo social y especialista en cuestiones de vejez Silvana Stabile llamó a “presentar la vejez de otra manera y no como se la conoce en la sociedad. A través de sus vivencias”. A continuación los abuelos comenzaron a contar sus experiencias y se generó un ida y vuelta muy bueno entre toda la sala.

“Lo importante es saber que cuando vos te jubilas no se acabó la vida. Por ahí se puede aprovechar para hacer cosas que no podías hacer cuando trabajabas. Porque si vos te quedas en tu casa tejiendo, se te pasó la vida por la ventana”, sostuvo una abuela, ante la atenta mirada de las especialistas.

Otro de los aspectos que se tocó en la charla fue el uso de las nuevas tecnologías, algo muy lejano para algunos adultos mayores y para otros ya no tanto. “Mi nieto me ayuda mucho y gracias a él aprendí a usar la computadora”, compartió una de las señoras presentes. Asimismo Juárez remarcó la igualdad de posibilidades y llamó a rever algunos aspectos con los que convivimos. “El trasporte público y la altura del estribo, tiene que poder subir un niño de diez años o un viejo, con sus tiempos y todo, pero tiene que ver con la igualdad de oportunidades. También el tiempo de un semáforo, que le alcance una persona con movilidad reducida a poder cruzar y que no por eso se tenga que quedar en su casa”.

El Diputado mandato cumplido llamó a generar una base de datos en Luján con “las potencialidades de todas las personas que se jubilaron, que puedan hacer tareas, porque son un capital intelectual muy valioso”. Además remarcó que hay que hacer una planificación de integridad para la ciudad, para que los adultos mayores no queden excluidos, ya que “representan casi un tercio de la población y me parece que son una fuerza social muy importante”.

Por su parte Stabile planteó la medida de poder interactuar entre las instituciones de Luján que trabajan con adultos mayores, para poder conocerse y trabajan en comunidad: “Tenemos que tejer una red entre todas las instituciones de Luján que trabajan con los adultos mayores, para conocernos y poder trabajar en conjunto entre todos, para aprovechar los recursos de cada uno”

Para finalizar la licenciada Menseguez llamó a los adultos mayores a no quedarse encerrados en su casa y a participar, lo más posible, de actividades interactivas: “El aislamiento es el que está asociado con la enfermedad, no la participación. Y no tiene que ver con que me duele la rodilla. Si me duele la rodilla, me apoyo en mi bastón, y salgo igual”, sentenció la licenciada Menseguez.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí