Representantes locales le llevarán una réplica de la Virgen de Luján al Papa Francisco. Participarán de la Misa por el Progreso de los Pueblos en Chile y serán recibidos por el Sumo Pontífice en un barrio mapuche. Antes de partir comparten en esta nota sus expectativas.

No se peinan para la foto ni Piñeira ni Macri, entre otras personalidades de la política que quedaron sin audiencia con el Sumo Pontífice. Francisco dará especial atención en su nueva visita a América Latina a quienes más sufren y luchan contra la “cultura del descarte”. Mapuches, campesinos, trabajadores y trabajadoras informales y movimientos sociales asistirán a la misa por el Progreso de los Pueblos el 17 de Enero.

Al día siguiente, el llamado “Tridente de San Cayetano” integrado por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP); Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa realizarán un encuentro en en un barrio mapuche de San Martín de los Andes. Será en una escuela de formación de la Economía Popular destinada a fortalecer el trabajo en la construcción de viviendas populares y desarrollo del trabajo.

Cuatro representantes locales que integran la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular viajarán al encuentro de Francisco. Llevarán una replica de la Virgen de Luján para que el Papa bendiga. Antes de partir, compartieron sus expectativas con Ladran Sancho.

La cultura del descarte. Es una referencia habitual del Papa para referirse al modo de producción mundial que cada vez más produce menos ricos con más dinero y más pobres con menos posibilidades. Su posición, como pocas veces sucedió en las esferas de la iglesia católica le valió el mote de “Papa Marxista” así rotulado por el New York Times. Pero también, por el acercamiento a los movimientos populares en todo el mundo, especialmente en América Latina.

Marcela Pedraza luchó desde los primeras experiencias de recuperación de tierras en Luján por un derecho básico, el acceso a la vivienda. Con los años se transformó en una referencia para los vecinos de Villa del Parque y ahora milita en las filas del Movimiento de Trabajadores Excluidos dentro de la CTEP.

“La mayoría estamos en el grupo de descarte, cada vez es más numeroso. Desde las organizaciones populares estamos acostumbrados a trabajar por el otro y a cargar con la indiferencia del Estado. Estábamos muy solos, por eso nos llamamos excluidos. Y ahora, nos sentimos acompañados y reconocidos en el mensaje del Papa”, dice Marcela.

Miguel Sánchez, el presidente de la asociación de cuidacoches de la zona histórico basilical asume el rol del Negrito Manuel, custodiar a la Virgen en la travesía. Lleva además, un pedido que se guarda para contar cuando regrese. Desde su lugar entiende que “no somos nadie y a la vez somos muchos. Y estamos demostrando que podemos organizarnos y pelear mejores condiciones de vida”.

Martina Ponce de León hace cuatro meses que asiste a Vientos de Libertad, la asociación que trabaja con personas en situación problemática con las adicciones. A partir de sus experiencias aporta: “Desde donde vengo, que es el consumo, creo que lo que hacen con nosotros es un descarte. Pedimos ayuda y miran para otro lado en las puertas de los municipios, los hospitales y las iglesias. Es parte del negocio que sigamos consumiendo y por eso quieren mantenernos callados y excluidos. Pero en todo esto hay un mensaje claro que dice que la humanidad no está perdida. Hay esperanza”.

Agustín Burgos, dirigente y miembro de la mesa nacional de CTEP explica que “vemos en el mensaje del Papa Francisco una crítica al sistema de vida actual. Habla del Dios de dinero y nos llama a todos, más allá de las creencias, a rebelarnos frente a la injusticia”. Burgos remarca que “Tierra, Techo y Trabajo es un programa de transformación que entiende que ninguna persona puede realizarse sin esos derechos mínimos. Ese discurso nos representa a los Movimientos Populares”.

Burgos reflexiona que “la participación de los movimientos populares en este encuentro es fuerte mensaje de Paz Social. Los poderosos dicen que la lucha social es un peligro para la democracia y nosotros decimos que el peligro es esta sociedad del descarte, nuestros jóvenes consumiendo, la falta de trabajo, de techo y de tierra”.

El dirigente de la CTEP asegura que “no puede haber Paz Social sin derechos básicos y hay que luchar para que las autoridades lo entiendan”.

Foto: Julieta Brancatto

Al cerrar la ronda, todavía quedaba algo para plasmar en estos renglones. Un cuidacoches que se entusiasma con el viaje que vivirá solo a través del relato de sus compañeros, le regala unas coplas improvisadas a la Virgen que buscará la bendición de Francisco.

“Hoy parte la virgencita de los pagos de Luján/ te llevan tus peregrinos con orgullo y humildad/ Allí en tierras chilenas, allí te aguarda Francisco/ Con miles de peregrinos para recibir de tus manos/ la bendición y el cariño madrecita angelical”. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre