Foto: Victoria Nordenstahl.

De cara a las elecciones de octubre los gremios lujanenses laburaron una mesa sindical que exigía la unidad de los diferentes precandidatos del peronismo y una participación protagónica de los gremios en el armado de un nuevo gobierno local.

Con las elecciones finalizadas y los resultados a la vista los gremios realizan un balance de la apuesta dentro del Frente de Todos. El planteo de los dirigentes gremiales lujanenses iba por lograr una única lista de unidad y recuperar el lugar de los sindicatos como columna vertebral del movimiento peronista.

El primero de los objetivos previo a las P.A.S.O no se cumplió. Los precandidatos no se dieron «un baño de humildad» como exigían el movimiento obrero y en Luján hubo tres listas que compitieron por la intendencia. El siguiente paso del movimiento obrero fue apostar por alguno de los diferentes sectores y lograr un reconocimiento en las listas electorales.

En la interna del Frente de Todos los gremios peronistas se repartieron en las distintas listas. En la nómina que encabeza el ex concejal Leo Boto la presencia sindical estuvo garantizada: entre los precandidatos a concejales, por el dirigente de la Asociación de Obreros Textiles Ignacio Lopolito, y entre consejeros escolares, por dos integrantes del Movimiento Mayo, la rama política del Suteba: Carla Lencioni, primera y Gastón Balboa, como segundo.


En la lista que fue encabezada por el ex intendente de Luján, Miguel Ángel Prince, se ubicaron los precandidatos a concejales Felipe Carro, delegado de Smata, Mauricio Duarte, secretario general de la Unión de Molineros y María Claudia Cassano, secretaria de Género de la seccional Chivilcoy de La Bancaria.

Dos de los gremios que tuvieron mayor peso en la mesa sindical fueron Atilra y Camioneros. Foto: Victoria Nordenstahl

Pese a que no hubo una única lista, la unidad se consiguió como prometían los dirigentes peronistas luego de las primarias. Todos los sectores se comprometieron a trabajar para la candidatura de Leo Boto que salió victorioso. Y así fue, la retención y unificación de los votos que habían cosechado en agosto le permitió al Frente de Todos volver a ganar el municipio de Luján después de 8 años.

En los cargos legislativos la jugada de los gremios no logró conseguir el objetivo del concejal sindical. De los cuatro candidatos y candidatas a concejales no logró ingresar ningún dirigente sindical al Concejo Deliberante. Por su parte, los dos consejeros escolares del movimiento Mayo, el armado político de Suteba, ingresaron al Consejo Escolar.

Ignacio Lopolito, secretario adjunto de la Asociación Obrera Textil, y candidato a concejal por el Frente de Todos, realizó un balance positivo sobre la apuesta política de los gremios. «El balance que hacemos es muy bueno. Si bien no logramos tener un concejal, quedamos en la puerta lo que destacamos es el laburo militante que hicimos todas las organizaciones gremiales. La satisfacción que sentimos es que coronamos una victoria a nivel nacional, provincial y sobretodo acá en Luján».

De cara al próximo gobierno, Lopolito argumentó «nosotros ya somos parte del gobierno de Leo Boto desde que acordamos en apoyar la candidatura. Estamos laburando codo a codo y el acuerdo con los sindicatos Leo lo va a cumplir. Tenemos que seguir laburando».

El Frente Sindical conformado por 16 sindicatos apostó a Leo Boto para las elecciones primarias con un precandidato a concejal en la lista del Frente de Todos. Foto: Julieta Brancatto.

Claudia Repetto, secretaria general de la CTA de los Trabajadores, también hizo un balance de la situación política. «Nosotros fuimos claves en las elecciones y militamos para el objetivo que era ganar las elecciones. Pusimos fiscales, tuvimos escuelas a cargo y recorrimos con Leo. Nosotros pusimos la unidad por delante y acompañamos al triunfo al compañero Boto».

A futuro la secretaria general explicó que «la unidad que se logró con la mesa sindical recién empieza y van a seguir trabajando en pos de afianzar esa unidad. Como CTA vamos a seguir caminando en la unidad con la CGT, algo que ya lo hicimos en la práctica desde el territorio. En lo político nosotros nos juntamos con los candidatos antes de las elecciones y pedimos que su cumplan ciertos puntos en un futuro gobierno. La política no puede estar alejada de los trabajadores y los trabajadores no podemos estar alejados de la política».

Asimismo agregó: «Es muy importante que la mesa sindical respeta el lugar de la mujer. Me siento muy respetada y apoyada por mis compañeros varones. Hay que seguir trabajando y con todo la fuerza del feminismo vamos a lograr de a poco entrar al mundo sindical. Faltan muchas mujeres en el sector y creemos que tenemos que tener un espacio en el próximo gobierno para poder intervenir en ese sentido».

Otra expresión de un sector del movimiento obrero fue el representado por Felipe Carro que reflexionó sobre la apuesta política y el proceso de unidad de los sindicatos. «Desde SMATA en concordancia con lo que a nivel nacional se fue trabajando, que fue el frente sindical, bregó a la unidad del movimiento obrero y poder fortalecer ese espacio y resistir todo este tiempo. En Luján de la misma forma trabajamos en esa mesa sindical junto con Camioneros y otros gremios para fortalecer la unidad del movimiento obrero».

Luego agregó que «la apuesta nuestra, como juventud también, fue tratar de generar espacios de diálogo y darle a la política gremial de Luján un poco de renovación, de caras nuevas y trabajo social. Falta trabajar la unidad y seguir laburando en eso una vez pasadas las elecciones. El movimiento obrero volvió a la escena política después de estar alejado durante un tiempo por la necesidad imperiosa de juntarse para ganar».

De cara a lo que será un nuevo gobierno peronista en Luján, Carro sostuvo: «El movimiento obrero incitó a volver a ocupar cargos de poder y de decisión. Nosotros como SMATA no nos planteamos estar en cargos para el próximo gobierno pero si se necesita vamos a estar. Si para construir la unidad y garantizar la gobernabilidad se necesita de SMATA, nosotros vamos a estar. Se inicia una nueva etapa en donde el movimiento obrero exige que se le reconozca los lugares en donde debe estar».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí