El canario no pudo sumar de a tres en condición de local y se tuvo que conformar con un punto que lo deja muy comprometido. Barraza, el arbitro del partido, fue determinante al cobrar un penal inexistente para la visita y no juzgar la pena máxima en el área contraria tras un claro agarrón a Pons.

En la mañana de este sábado y con un clima de una verdadera final, el canario sabía que se jugaba una parada complicada ante un Riestra con mucha urgencia ya que, si no sumaba, perdía la categoría. A la vez, necesitaba los tres puntos, como agua en el desierto, debido a que el promedio lo apura y se acorta el margen de error.

En la previa, mucho se había hablado de la designación del arbitro Julio Barraza para impartir justicia en un partido de estas características, debido a sus polémicos antecedentes dirigiendo al equipo de Jáuregui, sin embargo desde el club vieron con buenos ojos la determinación de televisar un encuentro que podía ser trascendental para ambos.

Ya en el análisis del juego, se iba a dar un primer tiempo de ida y vuelta. Riestra sabía que iba a tener que salir a buscar el resultado y trató de aprovechar a sus jugadores rápidos para hacerle daño al canario, pero los ataques no eran profundos y faltaba creatividad a la hora de pasar la mitad de la cancha.

Por parte del canario, supo leer bien el juego del conjunto del bajo Flores, es por eso que disolvió cada avance con un Mauro Bellone muy encendido y Cabral que se acomodó muy bien en la zaga. En la ofensiva, iba a tener la más clara del primer tiempo en los pies de Mariano Puch, pero el arquero Morel atoró muy bien al volante canario y le iba a ahogar el primer grito del partido.

En en complemento, el canario se iba a poner en ventaja rápidamente, luego de una jugada de pelota parada y un bombazo de Sebastián Matos que se estrelló en el palo y luego revotó en la espalda del arquero de la visita, para que la pelota entrara mansamente a la red. Lo ganaba Flandria, frente a un Riestra que tenía muy pocas ideas y comenzaba a perder la cabeza.

Sin embargo, diez minutos más tarde, Cabral perdió la pelota en salida, fue a cruzar abajo en el área y Barraza terminó sancionando un penal inexistente tras la simulación de Bravo, para que Soto cambie por gol un minuto más tarde. Empataba Riestra, sin merecerlo y de manera más que polémica.

Foto: Hernan Ruiz

Tras el empate, Flandria iba a tener una jugada muy clara para ponerse en ventaja nuevamente en los pies de Diego Medina, pero Morel otra vez le iba a cerrar la puerta al atacante de Flandria con una gran intervención luego de quedar cara a cara con el 10 canario.

Después, el equipo de la dupla siguió atacando en búsqueda de los tres puntos, pero con mucho menos claridad y centros que morían en las manos del arquero visitante. Ni hablar del penal no sancionado por Barraza tras un grosero agarrón a Luciano Pons sin pelota, dentro del área rival. En fin, una pésima tarea del referí.

Con este empate el canario quedó contra las cuerdas y necesita ganar cinco de los seis partidos en juego para poder mantener la categoría. Algo no imposible, pero más que difícil sabiendo que debe sacar 15 puntos más, el total que lleva en 19 fechas disputadas.

Resumen:

Goles: 6 minutos ST Carlos Morel E/C (Flandria), 16 minutos ST Sebastián Soto (P) (Riestra).

Formación: Mauro Rugiero; Juan Cruz Randazzo, Alejandro Cabral, Diego Sosa, Andrés Camacho; Mariano Puch, Mauro Bellone, Iván Ramírez, Diego Medina; Luciano Pons y Sebastián Matos.

Ingresaron: Walter Ortíz por Diego Medina, Milton Zárate por Iván Ramirez y Leonardo Villalba por Mariano Puch.

Próxima fecha: El canario estará enfrentando por la fecha 20 del torneo de la Primera B Nacional a Estudiantes de San Luis, el próximo domingo desde las 15.30 en el Estadio Héctor Odicino- Pedro Benoza.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí