Foto: Julieta Brancatto

La escuelita de fútbol femenino del barrio San Jorge festejó el final de la liga, sus dos años de vida y realizó la entrega de premios por los logros deportivos del 2018. “Es un día de fiesta, queremos valorar y premiar a las chicas por su trabajo”, expresaron.

Este sábado la Sociedad de Fomento del barrio San Pedro recibió a decenas de familias, vecinas y vecinos que se acercaron a celebrar a las más de 60 pibas de entre seis y 19 años que forman parte de la primera Escuelita de fútbol femenino de Luján.

En un encuentro festivo y repleto de emociones, la tarde en el Bloque de los Santos unió a chicos y grandes que participaron de la entrega de premios de fin de año y la celebración del segundo año de vida de la escuelita.

“Este es un festejo a pulmón, armado con mucho tiempo y queremos hacerlo todos los años. Premiar a las chicas y valorar su trabajo. No nos importa si ganan o pierdan pero sí que vengan, que jueguen, que se diviertan” explicó Norma Catalano, directora y referente de la escuela.

La jornada estuvo acompañada de un espectáculo de títeres, murga y una coreografía que las mismas pibas futbolistas prepararon durante varias semanas y compartieron con sus familias y toda la comunidad barrial que se convocó para festejar.

“Es un trabajo de hormiga el que hacemos con las chicas en la liga, pero tiene sus frutos. Porque por ejemplo la categoría sub14 salió campeona. Es un gran orgullo y entonces con más ganas hacemos la entrega de premios. Queremos festejar y gritar a los cuatro vientos que nuestra escuelita ganó una copa”, sostuvo Norma -o Yeyi como todos y todas la conocen-.

Desde el espacio se mostraron muy agradecidos a las familias por el apoyo recibido y la confianza hacia las entrenadoras y miembros de la escuela. En ese sentido la referente destacó el factor de inserción social que conlleva el entrenamiento y la construcción del sentido de pertenencia hacia un espacio:

Foto: Julieta Brancatto

“Mas allá de que vienen a hacer un deporte, somos sus compañeras. Contagian alegría, vienen, están contentas y nosotras tratamos siempre de estar a la par de ellas porque es importante acompañarlas en esa felicidad que les produce jugar, entrenar, encontrarse, tener un lugar para ellas”.

Las niñas entrenan los lunes y jueves de 18 a 20hs en la plaza del Barrio San Jorge y tienen entre 6 y 19 años. De cara al 2019 se incluirá la categoría mayores para que vecinas más grandes puedan sumarse a los entrenamientos que son abiertos y esperan la llegada de nuevas pibas, para seguir construyendo fútbol popular y femenino.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre