En los últimos dos partidos del Lujanero en condición de local se registraron incidentes en el ingreso al estadio con la policía. Los hinchas sostienen que la policía actuó «de mala manera» y «reprimió sin motivos». Advierten sobre los partidos futuros.

Desde hace dos fechas se registran incidentes en el ingreso al estadio del Club Luján. Según denuncias de socios e hinchas del conjunto de la Basílica, en los partidos frente a Cambaceres y ante el CADU, hubo abuso de autoridad y represión sin motivos por parte de la policía. Ladran Sancho dialogó con algunos de los simpatizantes sobre lo que viene sucediendo.

Agustín es socio de Luján y asiste a la cancha desde chico, es por eso que conoce el ambiente y quedó sorprendido por el accionar policial en el partido frente a Defensores Unidos, del pasado fin de semana: «Soy socio de Luján, hace diez años que voy a la cancha y no es normal que la policía dispare por disparar. Por ahí al hincha común le preocupa más que el club no pierda plata o que no se suspenda la cancha a que la policía tire con balas de goma».

Juan es otro simpatizante del lujanero que estuvo en los dos encuentros donde se registraron incidentes en el ingreso y también asegura que hubo un accionar desmedido por parte de los efectivos: «En el primer partido que hubo incidentes fue contra Cambaceres. Lo que pasó fue que un grupo de gente fue sin entradas, cosa que ya es habitual, por lo que el club ordenó que formaran una fila, que en algún momento las iban a dejar pasar. Se armó la fila, la gente estaba lo más bien esperando, pero se comenzó a demorar el ingreso y se incrementaba la fila. En un momento parecía que ya no los iban a dejar pasar, es por eso que algunos pibes identificados con la barra salieron y empezó un desmán, que la policía respondió con represión».

Agustín estuvo presente en pasado domingo en el partido contra CADU y vivió de cerca los incidentes ocurridos en el Municipal: «Yo ya estaba adentro de la cancha porque ya había arrancado el partido y escucho tiros afuera. Cuando me doy vuelta para ver qué es lo que estaba pasando, veo a la policía tirando con las itacas para disuadir a los pibes que estaban afuera, pero no había ninguna situación de violencia que amerite su accionar. Me pareció que gratuitamente empezaron a disparar y no es como tiene que actuar un efectivo que está procurando la seguridad de un espectáculo».

En tanto Juan manifestó que «de todas maneras, no había un desborde concreto, la gente que estaba parada en la fila no estaba haciendo nada. De ahí los policías que estaban en todos los sectores empiezan, con una actitud violenta, a reprimir. Nosotros con mi familia estábamos ingresando por el acceso de socios y un policía nos tiró gas pimienta, sin razón alguna. Fue una situación mal manejada».

El último domingo contra el CADU, la situación fue más violenta según relatan los hinchas quienes aseguran que se vivió una situación muy complicada: «Como ya se sabía había que ingresar a la cancha con DNI y carnet y ya la policía estaba en una actitud de mucha prepotencia y desmedida en el uso de la autoridad. No hubo ningún incidente por parte de la gente y la policía inclusive ha golpeado, ha tirado balas de goma a muchos hinchas. Un amigo estaba entrando con el documento en la mano y una riñonera, buscando el carnet sin hacer nada, lo hicieron correr a un costado y le pegaron un culatazo en la boca. Cuando preguntó por qué le pegaban le dispararon con balas de goma».

Además, Juan remarcó que no la pasó bien porque su familia había quedado envuelta entre los disparos de la policía. «Fue una situación de mucho nerviosismo. Yo ya había ingresado y mi señora estaba por entrar por la puerta de socios con mi cuñado, la hija de cinco años y mi bebé de diez meses. En eso la policía comienza a avanzar, en contra de la gente que estaba dando vueltas buscando conseguir entradas y comenzó a disparar balas de goma para todos lados».

Ante el escenario descontrolado se comenzó a pedir a los que pertenecen al club que dejen entrar, que después se pagarían las entradas. «Junto con la policía, en una actitud fuera de lo común, comenzaron a increparnos y no nos dejaban pasar. Después llegó una persona del club, con un poco de sentido común y nos dejaron entrar, porque también había muchos chicos de las inferiores del club, familia, gente grande», se lamentó el socio.

Por parte del Club Luján, el Presidente Mariano Peretto aseguró que «no hubo represión policial, ni tampoco hubo un buen comportamiento por parte de la gente del lujanero. Creo que la policía comenzó a disparar porque hubo disturbios. Había gente que quería ingresar sin entradas», sostuvo.

Juan reflexionó y llamó a tomar cartas en el asunto para no tener que lamentar una desgracia: «Es moneda corriente y yo particularmente que voy en familia a la cancha tengo que pasar malos momentos en los ingresos, soportando el maltrato policial. Veo fallas en los operativos. No estoy diciendo que dejen pasar a la gente que va sin entradas, sino que tienen que garantizar que los socios y los que pagan entrada puedan entrar tranquilamente, pero pasa todo lo contrario».

Y para finalizar agregó: «Pareciera como que la policía está con luz verde para el caso de represión, de abuso de la autoridad. Tenemos que alertar a tiempo porque después pasan casos como el de Tucumán. Antes que pase algo más grave tenemos que emprolijar y poner cabeza de parte de la dirigencia, de los efectivos policiales y los funcionarios poner cartas en el asunto. No tenemos porqué soportar esta desmedida por parte de la policía».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí