Foto: Victoria Nordenstahl

Nuevamente una institución educativa de nuestra ciudad tiene problemas con la infraestructura. En esta oportunidad la Escuela Primaria Básica Nº 32 sufre peligro de derrumbe en una de sus alas.

La institución escolar ubicada en el barrio Los Laureles que agrupa dos unidades académicas, la Escuela Primaria Básica Nº 32 y la Escuela Secundaria Nº 12, debió clausurar un ala del edificio ante un serio riesgo de derrumbe. Pero no es el único inconveniente, la institución también tiene clausurados los baños, por lo que los estudiantes deben asistir a baños químicos.

Con respecto a la clausura de los baños, el Consejo Escolar decidió poner seis baños químicos para atender el problema. Una medida que busca evitar que los y las estudiantes no tengan clases pero no da una respuesta de fondo y mejores condiciones para la comunidad educativa.

Desde Suteba informaron que el peligro de derrumbe se debe a que una viga del salón se está cayendo. «El viernes nos enteramos que la institución tenía clausurado un salón por problemas edilicios. Cuando llegamos, nos enteramos que en realidad ya hace unos meses que está clausurado» explicó Gastón Balboa, integrante de Suteba.

Así como el peligro que genera la viga, el piso del edificio también sufre la desidia estatal. «A la altura de los dos últimos salones y los baños tiene un desplazamiento de 5 centímetros el piso y está roto el techo. Cedieron los cimientos y se hundió. Los hierros que atraviesan están todos cayéndose, es un peligro de derrumbe muy grave» agregó el dirigente de Suteba.

La situación es de gravedad y se le suma que al lado de las paredes rotas están estudiantes en otras aulas cursando sus respectivas clases. Balboa sostuvo que «quieren ponerse a trabajar en otros espacios de la institución, pero eso es inviable, es un peligro para los chicos y chicas».

Al enterarse de la situación, el Consejo Escolar informó a las autoridades de la institución que realizará un expediente de obra y prometieron una solución en lo inmediato para no tener que cerrar la escuela. «Ante las notas del director nosotros decidimos darle intervención a la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar porque nosotros no manejamos las cuestiones técnicas. La DPIE explicó que por la mala estructura de construcción generó un movimiento del suelo. Ante la duda, por prevención, se clausura el aula y el baño» explicó Viviana Flosi, presidenta del Consejo Escolar.

A lo que agregó «este problema viene desde hace 20 años evidentemente porque la escuela viene mal construida pero nunca presentó ningún tipo de riesgo. Nosotros trabajamos por prioridades y fuimos solucionando la mayoría y quedó esta escuela sin solucionar que creo que vamos a tener que solucionarlo para marzo del año que viene».

Por último, la consejera escolar comentó que durante la mañana le estará informando a Gabriel Sánchez Zinny, ministro de educación de la provincia sobre la situación para que la Provincia de Buenos Aires inicie las obras de solución.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí