El Canario cayó 2 a 0 frente a Instituto, en su partido despedida de la B Nacional, ante un gran marco de público que le brindó su reconocimiento a los jugadores y cuerpo técnico. Favio Orsi, Sergio Gómez, Leo Griffo y Mauro Bellone fueron destacados por la institución, en lo que fue su último partido en Flandria.

Si alguien cualquiera, que no sigue el día a día del Canario y pasó por el Carlos V, pensaría que Flandria jugó por el ascenso, o por ingresar al reducido, pero creo que nunca se le pasaría por la cabeza pensar que, en realidad, se trata de un equipo ya descendido que retornó a la B Metropolitana.

Es que la gente colmó el Estadio Carlos V y le puso un gran colorido, digno de todo, menos de un descenso para algunos. Sin embargo al hincha de Flandria le importó muy poco el hecho de que el conjunto de Jáuregui solo juegue por cumplir y decidió asistir igual a la cancha, a brindarle su reconocimiento y agradecer al equipo que le dio el histórico ascenso a la B Nacional.

Puede parecer utópico para el resto de los equipos, pero así lo vivió el pueblo canario. Hasta los allegados de Instituto, que vinieron en puñado desde Córdoba con la ilusión de ver a la Gloria en el reducido, no podían creer lo que estaba sucediendo ante un recibimiento con papeles, globos y estruendos de colores.

Antes de comenzar el partido, la dupla junto a Mauro Bellone, recibieron una camiseta con el número 100, en referencia a los partidos en la institución de Jáuregui. Además, todo el equipo posó de cara a la hinchada, con una bandera en agradecimiento a la gente por su fidelidad y un deseo, el de regresar lo más pronto posible a la B Nacional.

En cuanto al juego, el equipo de Darío Franco fue efectivo y facturó temprano luego de una contra que terminó ejecutando el facha Castelli, para darle la ventaja al conjunto de Córdoba. Sin embargo Flandria tuvo la pelota durante todo el partido, aunque en el segundo tiempo, luego de un error de Cabral en Salida, Malcom Braida quedó cara a cara con Ruggiero y no perdonó. Instituto clasificó al reducido y jugará en primera instancia ante Sarmiento, para definir el segundo ascenso, pese a que el primero quedó en suspenso y se definirá en un partido desempate entre Almagro y Aldosivi.

En el entretiempo los familiares de Leo Griffo ingresaron al campo de juego, para entregarle una gigantografía al histórico capitán, en su último partido en el club, para luego ser ovacionado por la gente que le agradeció por el glorioso paso por la institución.

El plato fuerte para el final. Tras finalizar el partido los jugadores se fueron muy aplaudidos, aunque todas las miradas se las robaron la dupla técnica, que se acercó hasta el alambrado de la popular local y entre lágrimas recibió el cariño de la gente que les pidió su continuidad.»Estamos muy agradecidos a toda esta gente que siempre nos brindó cariño y respeto. No llegamos hinchas, pero nos vamos hinchas del club», remarcó Sergio Gómez.

Luego de tres años, un ascenso histórico y un descenso injusto, la dupla le pone punto final a la dirección técnica de Flandria, aunque se ganaron los corazones de todos los hinchas que, sin dudas, lo recordarán por siempre.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí