Los resultados del primer Festival de Tango Independiente fueron más que positivos y miles de lujanenses pudieron disfrutar de un fin de semana repleto de tango, cultura y emociones. Un recorrido por las imágenes que nos dejaron las noches al ritmo del 2×4 en esta nota.

Con la Fonda Resto Bar, la Biblioteca Ameghino y el Teatro Municipal “Trinidad Guevara” como sedes oficiales, el primer evento independiente de tango en Luján fue un verdadero éxito. Artistas locales y de renombre internacional se hicieron presentes en la grilla de las tres fechas e hicieron disfrutar a un público con sed de alternativas culturales.

Desde la organización del espectáculo revelaron que “desde el primer momento hubo una buena predisposición del público a la hora de disfrutar de las propuestas del festival”. La concurrencia respalda este dato, ya que aproximadamente asistieron entre 300 y 400 personas a cada fecha del evento, que serían unas 1000 si se suman los tres días que duró.

El proyecto fue 100 por ciento autogestionado, por lo que se requirieron muchos esfuerzos a la hora de buscar recursos económicos para llevar a cabo la idea. “Cuando se cuenta con políticas culturales y apoyo por parte del municipio todo se vuelve más fácil, pero claramente eso no ocurre en Luján, que hace tiempo sufre la ausencia total de financiamiento para este tipo de eventos”, detallaron varios miembros de la gestión cultural del festival. Y allí también agradecieron la participación de varios comerciantes locales, especialmente a Alpujarra, que donó una guitarra para sortear.

La idea del proyecto surgió a fines del año pasado. Los preparativos llevaron mucho tiempo, por lo que durante el verano varios artistas y miembros de la organización estuvieron pensando, diagramando y moviéndose para hacer posible la fecha tanguera.

Por su parte, la mayoría de los músicos y profesores que participaron del evento se mostraron más que conformes con la organización y muy satisfechos con el resultado de tres días en los que la música fue la principal protagonista.

Julián López, miembro de “Jílguero Gutiérrez y Línea de Tres en el Fondo”, fue uno de los artistas artífices de la esencia del festival, que surgió de un Ciclo de Peñas que se comenzó a realizar su banda hace un año y medio, donde invitaban a participar a cantantes y bailarines. Con el tiempo, la concurrencia fue creciendo y las peñas tomaban más fuerzas, por lo que el evento de este fin de semana tomó esos orígenes, siempre con el objetivo, según López, de “levantar bien alto las banderas del tango”.

Finalmente, desde la organización anunciaron que se va a seguir apostando por este tipo de eventos, pero que siempre se van a priorizar las actividades educativas y artísticas que ayuden a la sociedad en su conjunto a incorporar al tango como parte de sus vidas cotidianas y se va a seguir sumándole vida al género en Luján.

Fotos: Victoria Nordenstahl, Julieta Brancatto
Vídeo: Agustín Bordignon

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre