La Asamblea Disidente de Luján realizó una intervención en la zona céntrica de la ciudad bajo la consigna El amor es libertad. Si duele no es amor. El objetivo fue visibilizar las distintas formas de amar y las opresiones que genera la construcción social del amor romántico.

Ni flores, ni bombones, ni corazones rojos fueron postal del San Valentín lujanense. Superhéroes, príncipes y princesas disidentes coparon la Plaza Colón y salieron a la calle para mostrar que existen distintas maneras de amar.

Contra el amor romántico, idealizado, heteronormativo, también llamado “amor Disney”, las y los personajes expusieron que también existe el amor entre hombres o mujeres, que la amistad es otra forma pura de amar, y que para el amor -en su plena libertad- no hay límites.

“La idea es visibilizar que más allá del amor heteronormativo, hay otras formas de amar. Que hay un montón de elementos que muchas veces se dan en el amor romántico de pareja que no están buenos, como los celos posesivos o la violencia. El amor no tiene que doler” explicó a Ladran Sancho Lucía, de la Asamblea Disidente.

En función de la organización promotora de la actividad, la clave también estuvo puesta en deconstruir la idea de amor heterosexual, es decir entre un hombre y una mujer. Porque el amor es diverso, tiene infinitas formas. Y reducirlo a la heteronorma que impone el sistema patriarcal es acotar la mirada y la interpretación de uno de los sentimientos más lindos, profundos y heterogéneo.

“Queremos mostrar el amor disidente. Que no existen sólo parejas heterosexuales, sino que es mucho más amplio. Por ejemplo que dos mujeres o dos hombres pueden sentir amor entre ellos. Porque el amor en sí no tiene género y cualquier persona que se sienta atraída por otra tiene derecho a poder expresarlo libremente y compartir ese sentimiento en público, sin necesidad de estar con miedo o pasando por una situación que le resulte incómoda” fundamentó Iván, quien hace poco se sumó al grupo asambleario.

Como forma de intervención y fundamentalmente de interpelación a los vecinos y vecinas, lxs miembros de la Asamblea Disidente se disfrazaron de princesas, príncipes y superhéroes y entre besos, abrazos y mucho amor, entregaron volantes en la zona céntrica de la ciudad, explicando a los transeúntes que hay muchas formas de amar y la importancia de deconstruir el amor romántico para pensar en un amor libre.

“Tuvimos muy buena respuesta de la gente, la mayoría se acercó con curiosidad. Está bueno que se hagan intervenciones de este tipo en Luján porque es una ciudad bastante conservadora, y la disidencia no está muy visibilizada y aceptada. Así que está genial apuntar a este tipo de actividades donde por suerte todos nos trataron muy bien”, remarcaron.

La clave de la deconstrucción del amor de pareja o “Disney” tiene que ver con entender que ese amor es una construcción social que se aprende e incorpora desde la infancia. El problema es que está atravesado por un montón de conductas y mandatos patriarcales y machistas que generan sufrimiento. Todo lo contrario al sentimiento de felicidad que se idealiza sobre el amor. Que en realidad, de ser un amor real y libre de ataduras, debería ser feliz.

Además el amor no sólo es de pareja. Existe el amor entre amigxs, entre familia, de madres, padres, hijes, amor compañero; infinidad de formas de amar. Y para eso, -explicaron desde la Asamblea- hay un elemento fundamental que es el amor propio.

“Tiene que ver con aceptarnos como somos y que si vemos que hay algo que no nos gusta de nosotros, cambiarlo por nosotros mismos, no porque un otro nos lo diga. También hay personas que realmente eligen estar solas y eso hay que respetarlo. Mucha gente no lo entiende, e insisten y a veces hasta obligan a que consigas una pareja. Y tal vez vos no querés, deseás estar sola o solo”.

“Así como uno elige estar en pareja, también puede elegir estar solo. Simplemente estar con uno mismo, tener tus tiempos, priorizarte y hacer lo que tenes ganas de hacer. El amor también es hacia uno mismo. Así como hacia tu familia, amistades o a quien sea. No tiene por qué tener ni rol ni género, ni título. Por eso el amor no necesariamente es amor de pareja”, sostuvieron.

El amor te hace bien, sino es otra cosa fue la consigna que copó este San Valentín. La apuesta es a construir generaciones que celebren el amor en sus diversidades, no a los enamorados y la idealización del amor romántico y heterosexual que -como Romeo y Julieta- se basa una historia de sufrimiento y dolor. ¿Y pero eso no es amor? No. Si duele, no es amor.

“Sean libre, no estén en posesión de otros ni posean a los demás. Porque sino siempre dependés de otra persona para estar bien y eso, muchas veces te va destruyendo. No sigan la norma para contentar al resto. Sean libres de poder elegir cómo amar a quien aman”, enfatizaron desde la Asamblea y como pidieron los más jóvenes de la organización:¡ámense libremente!

Fotos: Julieta Brancatto

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre