Foto: Julieta Brancatto

Lo afirmó Hernán Segura, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Luján. La crisis económica pega por todos lados y en sectores claves para la población. La suba constante de los precios lleva a que los usuarios discontinúen los tratamientos médicos o cambien a remedios genéricos.

No hay sector de la economía que no sufra la crisis, pero hay sectores en los que la preocupación aumenta y toca nervios centrales de la población. La salud es uno de esos sectores claves pero nada parece importarle al gobierno nacional que sigue desfinanciando programas de medicamentos y desregula el mercado a favor de los laboratorios.

Un dato impactante es el aumento en los precios de los medicamentos. En lo que va del año ya aumentaron 33 por ciento, a lo que se sumó un dato que encendió las alarmas en el sector: las compras de la población se derrumbaron un 12 por ciento en mayo.

«Desde 2015 hasta ahora los medicamentos han aumentado un 257 por ciento en promedio. El aumento llegó a todo tipo de medicamentos: de alto costo, me refiero a antineoplásicos, para HIV, que son importados. Pero también medicamentos para enfermedades agudas, infecciones, antibióticos y enfermedades crónicas. Algunos de estos productos llevan componentes importados y el precio a subido junto con el dólar» explicó Hernán Segura, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Luján.

El sector de los medicamentos ha sido desregulado por parte del gobierno nacional en favor de los laboratorios. En sintonia a la desregulación se da la desarticulación del programa Remediar, el cual daba provisión gratuita de medicamentos esenciales en diferentes instituciones sanitarias estatales. A lo que se suma la quita, a casi 2 millones de afiliados del PAMI, del beneficio de subsidio de medicamentos del 100 por ciento del precio.

Segura comentó las dificultades que viene teniendo el sector farmacéutico en Luján: «no hay control de los precios. Nos han dado un precio para PAMI con el cual hasta a veces compramos más caro de lo que le vendemos al PAMI. Después nos hace una nota de recupero para tener un reintegro del medicamento pero a veces no llega ni a veces a cubrir el costo más la bonificación que ronda el 12 por ciento que le hacemos a PAMI».

El panorama es preocupante y afecta a los y las jóvenes además de los y las jubilados. El aumento de precios lleva a tomar medidas drásticas a los vecinos lujanenses. «Tenemos la situación que la gente no termina los tratamientos. Tal vez tienen que hacer 16 días de tratamiento y al 8 lo dejan porque no les alcanza. Nosotros también ofrecemos medicamentos genéricos hechos por laboratorios nacionales pero a veces tampoco es suficiente» agregó Segura.

Para concluir, el presidente del Colegio de Farmacéutico explicó «no nos quejamos que vendemos menos. Nosotros no somos formadores de precios, los laboratorios son los que fijan el precio. Además todos estamos vendiendo menos por la situación económica, el panadero, el carnicero, el verdulero. Pero en salud el Estado tendría que estar presente, ahora subvencionamos la compra de un auto cero kilómetro importado pero no subvencionamos la salud de nuestros jubilados y niños».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre