Foto: Julieta Brancatto

El Concejo Deliberante aprobó la extralimitación de partidas con el voto del oficialismo. Números rojos al final de la gestión.

El último favor al jefe. Con nueve concejales de Cambiemos y ocho del interbloque del Frente de Todos, el Concejo Deliberante aprobó una ayudita para Oscar Luciani. La extralimitación de partidas le permitirá dibujar un poquito los números antes de llegar al final de su segundo mandato al frente del municipio de Luján.

Posiblemente, el último pedido que Luciani le haga a sus concejales pasó por permitirle estirar el presupuesto del año 2018 “por la complicada situación económica financiera existente”. En números, el ejecutivo pidió estirar el presupuesto en $ 69.167.556,03 pesos.

Además, el despacho en minoría que logró aprobar el oficialismo autoriza a Luciani al “libramiento de cheques con giro en descubierto – con acuerdo bancario -, y/u otros medios similares con sus correspondientes intereses, gastos, comisiones y todo otro rubro exigible realizados durante el ejercicio fiscal 2018”

Rechazo opositor

Cesar Siror encabezó el rechazo de la oposición al pedido de extralimitación de partidas. El concejal del Frente de Todos repasó los vicios de la gestión en materia de números haciendo incanpíe que para la discusión del ejercicio del año 2018 habían advertido desprolijidades y “números inflados”.

El concejal Siror habló de una deuda de 152 millones que a la fecha le está faltando de la caja, una deuda flotante que va a superar 400 millones de pesos y remarcó los compromisos financieros que la gestión no puede afrontar.

«Veniamos anunciando y denunciando el desmanejo y como se profundizaba la crisis financiera que queda reflejado en el cierre de 2018 y de 2019. No vamos a aprobar este pedido y presentamos un despacho de rechazo para debatir este tema» explicó Siror

El despacho para rechazar la extralimitación de partidas hizo mención a «que no se advierte del expediente en análisis, cuales fueron las necesidades urgentes, o las emergencias que justificaran la decisión de incurrir en excesos» y «que nos debió ser consultado y fundamentado oportunamente; solicitando a este Honorable Cuerpo autorizaciones a gastos que fueran necesarios para el funcionamiento del municipio».

Anticipos de la nueva oposición

El radical Carlos Pedro Pérez reconoció que la postura de la oposición estaba bien argumentada y agradeció a les concejales por el quórum. También agregó que «la cuestión es mucho más profunda que echarle la culpa a los funcionarios de turno».

Para Pérez, Luján necesita una reforma administrativa y tributaria, y una definición de prioridades para la administración económica del municipio. En ese sentido, adelantó en nombre del radicalismo que «si el nuevo gobierno tiene intensiones serias, con actitudes de grandeza, sin duda lo vamos a acompañar, sin duda nos vamos a sentar a discutir y sin duda vamos a aportar lo mejor que tengamos para que ese gobierno y a partir de ese gobierno, Luján pueda salir de este circulo vicioso que nos tiene atrapados hace décadas».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí