Foto: Victoria Nordenstahl

La Biblioteca Ameghino fue sede del primer encuentro de editores independientes que se realizó en Luján. Con buen marco de público, los y las organizadores ya piensan en una segunda edición.

Un mar de papeles define bien la diversidad de lo que fue el primer encuentro de editores que se realizó este sábado en la biblioteca Ameghino. Las editoriales Orsai, Musaraña, Cien Volando, El vendedor de Tierra, Linda y Fatal, Abecedario, Volcánica, Edunlu y Unipe incentivaron un evento para el día del libro pero la cosa «tomó tal dimensión que pensamos que sería mejor darle el tiempo necesario para el desarrollo» y así fue mutando el asunto al encuentro de este sábado.

 

.

Pasadas las 17 horas en la sala central de la biblioteca amantes de la lectura coparon el espacio. Antes de llegar, una variada oferta de editoriales independientes o universitarias ofrecían ejemplares que difícilmente se encuentran en las librerías comerciales y que tentaban al público. «Me quiero llevar todo» sacaba cuentas una joven acompañada de su abuela.

«Es una primera experiencia, así que no sabíamos como iba a resultar. Estábamos contentos con todos los que nos dijeron que iban a venir y participar de diferentes maneras pero nos sorprendimos con la gente que vino. Estamos muy contentos, un balance muy positivo» explicó Horacio Papaleo, uno de los organizadores.

La postal sirve para sintetizar la asistencia de un público variado. De todas las edades y de amplio interés en lo que respecta a la lectura. Al llegar a la biblioteca y a modo bienvenida se recibían susurros, esa técnica de lectura que bien conocen los amantes de las letras y que consiste en leer un pequeño fragmento en la oreja de alguien, generalmente mediante un caño o tuvo y en voz muy baja.

En el marco de una propuesta amplia que se extendió más allá de lo literario la Orquesta Juvenil, Lorena Ventemiglia y Fernando Garriga aportaron musicalidad a una jornada que cerró con balance positivo y entusiasmó a los organizadores a proyectar una segunda vuelta.

 

 

Valeria Zejan, otra de las organizadores, sostuvo «teníamos ganas de ofrecer algo más que una simple feria de libros. Entendemos que un libro es una historia y de ahí llevarlo a diferentes manifestaciones artísticas. Por suerte tuvimos mucha suerte, se sumaron muchos artistas y la propuesta está siendo bien recibida por todos».

«Luján tiene un cultura lectora. Las actividades prenden en el público. En el verano tuvimos muchísima gente que vino a escuchar a gente leer. Llamamos a este encuentro como primer encuentro porque tenemos las ganas de que haya un segundo» agregó Papaleo.

Para ganar intimidad, se dispuso en la sala Mojardín otro sector distinto a la sala general en donde varios autores compartían lo suyo con el público mano a mano y apartados de la movida que llevó un ritmo más distendido.

Una de las editoras independientes que se sumaron a la jornada fue Adriana Chiattone, responsable de la editorial Cien Volando. Oriunda de Capital Federal contó su experiencia como editorial independiente: «estamos agradecidos porque estamos haciendo un esfuerzo muy grande para sostenernos, para que los libros circules y los autores sean conocidos. Este tipo de eventos, los espacios que nos prestan, son maravillosos. Estamos más que agradecidos» indicó.

Las lecturas estuvieron a cargo de Ana Gervasio, Daniel Bôhm, Cecilia Sorrentino, Inti Castellanos, Federico Suarez, Flavia Porto, Fernando Garriga, Sabrina Alvarez y la Abuelas Lee Cuentos y acompañados con exposiciones Marina Masciottra, Julia Barata, Esteban Badano, Fernanda Piergallini.

 

Fotos: Victoria Nordenstahl.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí