María Teresa Tartaglia comenzó un nuevo ciclo como directora de Cultura Municipal. La historiadora lujanense dejó el Complejo Museográfico Enrique Udaondo luego de pedidos de renuncia que le exigió la subsecretaria provincial del PRO Florencia Zallio. «En el Museo me decían todo que no», señaló.

La renuncia al Complejo Museográfico Enrique Udaondo ya es parte de la historia para María Teresa Tartaglia y desde hace algunas horas ya asumió tareas en la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Luján. «Nada de esto hubiera sido posible sin el apoyo de Oscar Luciani», remarcó en sus primeras declaraciones. Con un tono activo y ya en su rol de funcionaria municipal la flamante directora expresó algunas palabras ante la consulta de Ladran Sancho.

«Ahora estoy en un ambiente agradable, de respeto, donde puedo trabajar y proyectar como también realizar cosas sin pedirle autorizaron a nadie ni sentir que me están vigilando de modo continuo. Acá creen lo que una es capaz de hacer, así se puede trabajar porque me respetan como ser humano, que es lo que todos merecen. Eso es impagable», destacó María Teresa quien estuvo en el Museo de Bellas Artes acomodando los primeros trámites. Esta será su tercera gestión: la primera fue en la intendencia de Janito Rampazzi y una segunda con el primer periodo de Oscar Luciani.

En este panorama Tartaglia comentó que «siempre quise trabajar y hacer cosas para Luján. En este nuevo lugar no me siento presionada ni mortificada: tengo la libertad de trabajar en lo que quiero y creo que es conveniente e importante para nuestra ciudad». Y con cierta tristeza agregó: «No como sucedió en el Museo donde me decían todo que no». La mención es obviamente para su paso por el Museo Udaondo donde la funcionaria local fue corrida de las decisiones a partir de las directivas de la subsecretaria PRO Florencia Zallio y por lo que el intendente municipal respaldó a la lujanense ofreciéndole Cultura municipal.

-Un desafío tomar el área de Cultura en estos momentos…

Sí, pero ya comenzamos a trabajar. Hoy tenemos una reunión con la Secretaria de Gobierno para ya empezar a organizar qué vamos a hacer con Música en La Plaza, cómo lo vamos encarar y demás. Es el primer trabajo que tenemos que enfrentar. Ya igualmente durante los primeros días analizamos expedientes para ver en qué estado está el área porque todo es muy reciente.

-¿Qué objetivos se pueden mencionar en estas primeras horas en la Dirección?

-Hay muchos objetivos en Cultura que son parte de fundamental de nuestra gestión. Hay cumplimiento de metas constantemente, variados; organizar «El Día de la Mujer, fortalcer los Talleres Municipales, revivir la Quema de Judas y la Pascua Colonial, mejorar el trabajo educativo en relación con las escuelas, eso también es fundamental. Sumado a eso, la Junta Municipal de Estudios Históricos, el Museo de la Ciudad y la Casa Ameghino son . cuestiones que quiero impulsar con actividades.

-El Coro Municipal fue otro de los puntos conflictivos

Allí tengo que trabajar codo a codo con Santiago Rosso, es una meta que me propuse cumplir. El teatro municipal viene haciendo un trabajo esplendido y creo que Santiago tiene el objetivo de reorganizar el Coro Municipal por lo tanto hay que apoyar ese proceso.

El 2019 se hizo paso con un nuevo horizonte para la historiadora local que tendrá complicaciones propias de la gestión. «Es un año difícil y necesitamos el apoyo de todos para hacer un trabajo cultural importante para Luján. Queremos que vecinos y vecinas que tengan inquietudes e ideas sobre Cultura se acerquen porque siempre trataremos de darle respuestas y trabajar juntos», finalizó Tartaglia.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre