Las políticas neoliberales y las reiteradas crisis capitalistas dieron origen a una  nueva configuración laboral en Latinoamérica y Argentina no fue la excepción. El mercado de trabajo informal llegó a alcanzar niveles históricos, y lxs trabajadorxs decidieron organizarse. El “Gringo” Castro es el Secretario General del Sindicato de los Trabajadorxs de la Economía Popular que hoy los respalda.

El “Gringo” se dio una vuelta por Luján para bancar el reclamo de la familia municipal por un salario digno. La semana pasada recorrió el país de punta a punta en lo que fue la Marcha Federal organizada por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que movilizó cerca de 500 mil personas a Plaza de Mayo.

“Nosotros somos los que nos quedamos sin trabajo y nos lo inventamos, hoy estamos acá para que ningún trabajador más pierda su laburo y la dignidad” arengo el Castro a los trabajadores municipales recordando el origen de la CTEP. La génesis de los trabajadores de la economía popular surge al calor del plan de desindustrialización y la posterior destrucción del sistema tradicional de empleo asalariado.

Esos laburantes informales no pudieron retornar al mercado formal a pesar del crecimiento económico durante los años kirchneristas. En ese contexto, miles de trabajadores inventaron su trabajo para sobrevivir por fuera del mercado formal y se organizaron para dignificar sus condiciones de vida.

Con amplia trayectoria militante, el “Gringo” Castro pasó desde el frente nacional contra el hambre de los 90 a ser hoy uno de los referentes del sindicato con mayor presencia en la clase trabajadora que se opone el modelo económico de Mauricio Macri. El máximo logro de la CTEP fue que el Estado y sectores de la Confederación General de Trabajo reconozcan el peso de los sectores populares en el movimiento obrero.

500 mil personas en la Marcha Federal. Foto: CTEP

-El viernes pasado concluyeron la Marcha Federal para decirle a Mauricio Macri que el ajuste no es el camino, ¿Cuál es el balance?

-Fue una marcha que empezó el 28, en donde recorrimos todo el país con distintos dirigentes gremiales, organizaciones sociales y sindicales como la Asociación de Trabajadores del Estado. El viernes hubo confluencia con Palazzo (bancarios), Yasky (CTA), Baradel (docentes), estuvieron Juan Carlos Schmid y Héctor Daer movilizándose con la CGT.  Una nueva configuración del movimiento de trabajadores que estamos planteando desde el 7 de agosto del 2016 y de a poco se está profundizando esa unidad y hoy estamos acá acompañando a los trabajadores municipales de Luján que están dando la pelea hace varios meses y escuchando la palabra del padre Sergio que es un cura que está comprometido con las causas populares y la causa del pueblo.

-En el cierre de la Marcha Federal hubo un llamado a un paro general y a la unidad de la CGT ¿Qué tiene que ocurrir para que sucedan?

-La idea del paro se va discutiendo en todos lados, ese paro se tiene que dar en el marco de un plan de lucha mucho más permanente. Ese plan de lucha ya empezó, nosotros somos una parte, pero otros compañeros han ido tomando medidas como la marcha contra el Fondo Monetario Internacional. Enmarcado en ese plan de lucha el paro es una actividad contundente porque le pega de lleno a los sectores que el gobierno le transfiere grandes masas de dinero que salen del pueblo y van a los sectores más concentrados de la economía.

“EL GOBIERNO TODOS LOS DÍAS PROFUNDIZA EL PLAN DE AJUSTE Y A ALGUNOS NOS PREOCUPA EL NIVEL DE CONFLICTIVIDAD QUE ESTO VA A GENERAR”.

–¿En qué etapa está el proceso de unidad entre la CTEP y la CGT?

-Eso lo venimos discutiendo mucho con Juan Carlos Schmid y Héctor Daer y ahora Pablo Moyano salió a decir que es una necesidad, también el compañero Palazzo, y Yasky planteó que debemos construir una única central con toda la nueva configuración del movimiento obrero adentro. Yo creo que si se fortalece la idea del movimiento de los trabajadores que incluye a los movimientos populares podemos volver a reconstruir la columna vertebral de un movimiento nacional que incorporé a la mediana y pequeña empresa y algunos sectores de las grandes empresas que son perjudicados por este modelo económico.

-¿Es posible aplicar este modelo económico sin altos niveles de conflictividad?

-Este plan de ajuste se puede profundizar con un alto nivel de represión. Nos preocupa principalmente por los compañeros y compañeras más humildes que son los que más van a sufrir. Uno de las motivaciones de la marcha fue esa, porque peleamos por reivindicaciones de nuestro sector pero también hay un grito contra el Fondo Monetario Internacional que se da en todo el país. Esa es la pelea central, si se acuerda con el Fondo las reivindicaciones nuestras no se van a dar. Vamos a tener que vivir en la intemperie, vamos a estar todo el día en la calle.

Mientras el frío congelaba los dedos, el calor de la lucha enardecía a los trabajadores que se iban preparando para recibir la bendición del padre Sergio, quien pidió dignidad para los trabajadores municipales. A las palabras del cura, se le sumó la presencia de la Virgen de Luján bendecida por el Papa Francisco en Bolivia cuando recibió a los movimientos populares.

Foto: Victoria Nordenstahl

-Además de la constante lucha que la CTEP lleva en la calle ¿Se piensa en un salto hacia lo político desde lo sindical?

-La CTEP es una organización de tipo gremial, hay varios movimientos populares que integran la CTEP y hoy (por el martes 5 de junio) van a lanzar un espacio político que se lanza porque nuestras reivindicaciones no están en la agenda política. Se ha tomado la decisión, y yo estoy absolutamente de acuerdo, en construir un espacio político que tome los temas que nosotros creemos que son fundamentales para la integración social. Venimos planteando que en Argentina hay un 35% de trabajo no registrado, hoy en día ese número debe ser mayor. En los países donde esos niveles superan el 60% los niveles de violencia crecen exponencialmente. Es un problema de toda la sociedad, nosotros tenemos un mensaje de fe, esperanzador, pero acá se tiene que involucrarse todo el mundo. Tenemos que empezar un debate profundo de que modelo de país queremos. Tiene que ser un país con inclusión y con gran participación de los sectores gremiales y los movimientos populares.

-¿Este nuevo espacio con sectores de la CTEP está planteando una gran PASO de toda la oposición?

-Hay movimientos de la CTEP y sectores que no están adentro. Es muy amplio. Lo que se plantea es poner en agenda las demandas de los sectores populares, de la economía popular y si todos estamos de acuerdo probablemente me imagino que se dará una gran PASO de toda la oposición, sería lo más lógico, y el que gane tendría que ser acompañado por todos los demás. Queremos construir un espacio político e ir a una gran PASO de la oposición y además, por supuesto, instalar nuestros reclamos en la agenda política.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre