Foto: Julieta Brancatto

La comunidad educativa de la Escuela N°14 y N°16 cerró un año a pura organización y defensa de la educación pública. Frente al edificio educativo se reunieron y comentaron sobre la posibilidad de declararlo Patrimonio Histórico.

Debido a la falta de celebración de fin de ciclo en el establecimiento educativo por el desarrolló de la obra de reparación del techo, la comunidad educativa organizó una reunión para despedir el año con aquellos que se comprometieron en la defensa del edificio.

La preocupación principal de familiares y estudiantes es que la obra no se llegue a cumplir en el tiempo estipulado. Según los cálculos de funcionarios municipales y de los contratistas, debería estar terminada para el 6 de febrero aunque ya cuenta con retrasos según el cronograma entregado por Matías Braticevich a una de las madres de la institución.

“El techo no está colocado, hay que colocarlo, hay que terminar de armar la estructura para colocar las chapas del techo, falta la pintura, el cielo raso, falta la instalación eléctrica y faltan sólo 42 días para que se cumpla el plazo. En el medio tenemos navidad, año nuevo, más algunos días que haya de lluvia; y dentro de la obra no se incluye aunque de palabra nos digan que sí, el piso de pinotea” explicó Sandra Martini, madre y organizadora de las actividades en defensa de institución educativa.

Foto: Julieta Brancatto

Un grupo de estudiantes dijeron presente en la reunión de fin de año y recibieron el reconocimiento de familiares, vecinos y políticos que se acercaron a participar. “Este es el futuro de los chicos, porque pibes que salen a pelear por su escuela quedan pocos. Muchos prefieren quedarse en casa quejándose, pero estos chicos lo que están haciendo está bueno” sostuvo Martini.

Durante la reunión las criticas a los funcionarios de Cambiemos estuvieron a la orden del día. Fernando Casset fue señalado por entregar banderas nacionales y bonaerenses al Colegio San Luis Gonzaga mientras la única escuela pública tiene graves problemas edilicios. Al tiempo que la arquitecta Ana Amado, contratada del municipio para controlar la infraestructura escolar e hija del ex comisionado municipal durante la dictadura militar, fue criticada por intimidar a una de las madres.

“Me crucé a Ana Amado, quien me recomendó que deje de hacer publicaciones en facebook. Esa se la dejé pasar pero sé que fue una amenaza. Pero en ese mismo momento ellos mismos me reconocieron que empezaron a sacar cosas del techo y se encontraron una loza que no sabían que existía” resaltó Martini.

En ese marco comentó que a través de la ex concejal Vanina Pascualin y el diputado provincial por Unidad Ciudadana Miguel Funes, buscan declarar monumento histórico el edificio de la Escuela. El proyecto fue consensuado entre la ex edil lujanense y los concejales de la oposición.

Foto: Julieta Brancatto

El diputado provincial sostuvo “hay cuestiones que son de interés común. No es algo épico, estar en la función pública es servir. Y es la política justamente la responsable que esta escuela este en estas condiciones.  Presentamos una batería de proyectos: una declaración que describe el estado en el que se encuentra el edificio educativo, otra que es una solicitud de informes enviada a la gobernadora María Eugenia Vidal para que tenga que responder las cuestiones de plazos incumplidos, a las situaciones de pago a los proveedores y los plazos que prevén para el inicio del ciclo electivo. El último es sobre le patrimonio histórico, y está escuela corresponde incluirla debido a la ley 10419”.

Como la legislatura bonaerense no vuelve a sesionar hasta marzo del 2019, el diputado Funes propuso enviar una carta a María Eugenia Vidal y a Sánchez Zinny, responsable de educación en la Provincia de Buenos Aires, detallando los tres proyectos presentados para alertar sobre la situación actual del edificio.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre