«Es importante hacer tribu, generar redes de sostén»

Los feminismos marcan el paso de una transformación cultural donde la maternidad comienza a configurarse como una opción. Deseo, derechos y comunidad en conversación con Warmi Killa Doulas.

spot_img

La maternidad será deseada o no será. Esta frase que aparece alrededor del Día de la Madre, habla de un momento en la historia de los derechos de las mujeres en el que emergen nuevas formas de maternar y la posibilidad de no hacerlo. 

La idea citada, que se instaló a partir del debate por el aborto legal, no hace referencia únicamente a una instancia de decisión que comienza a habilitarse para las personas gestantes, sino también a la importancia del deseo en el vínculo mamá/bebé. 

Desde Warmi Killa Doulas, una cooperativa de mujeres que acompañan a puérperas y bebés en los primeros tiempos de vida, explicaron lo fundamental de ese deseo en el cuidado, la protección y la contención del bebé para que crezca sano. Donde antes había imposición, comienzan a habilitarse las preguntas, “es un cambio de paradigma”, valoraron.

“El mandato de que las mujeres tenemos que ser madres solo por el hecho de ser mujeres está cambiando, hay una deconstrucción a nivel social que va acompañando el momento histórico. La Ley de acceso al aborto fue un gran paso en salud y en incorporación de derechos”, agregaron.  

Más allá de esa decisión subjetiva e íntima, también existe una dimensión comunitaria en la maternidad. “Nadie materna en soledad porque tampoco puede vivir en soledad. Es importante hacer tribu, generar redes de sostén”, explicaron desde la cooperativa. 

En el momento del puerperio, el acompañamiento y el sostén se vuelven fundamentales, por lo que “generar esos vínculos es muy importante en los primeros momentos y también es importante que el Estado pueda garantizar una amplitud de derechos, por ejemplo en la extensión de las licencias por maternidad y paternidad”.

También las familias, las amistades, y la comunidad en general tienen un rol importante en los días posteriores al nacimiento. «Es de mucha ayuda recibir viandas, que pasen a ayudarte con la limpieza de la casa, con el lavado de la ropa, con los trámites, con lo que requieran», explicaron.

«Más adelante es necesario para la familia tener con quien dialogar, charlar sobre temas de crianza, porque pueden aparecer miedos, dudas o simplemente la necesidad de compartir sobre esta nueva experiencia de guiar a un nuevo ser en este mundo tan complejo», afirmaron.

Tras la Semana del Contacto Nutritivo, hicieron hincapié en la importancia de romper con ciertos mitos, como la idea de que tener al bebé a upa es una forma de malcriarlo: “Antes se pensaba que si se tenía al bebé a upa todo el tiempo iba a ser dependiente, son todas cosas a deconstruir”.

“Tu cuerpo es el mejor lugar para tu bebé”, expresaron y en ese sentido agregaron: “Tus abrazos son un refugio, un espacio de calma y de seguridad al que siempre querrán volver tus hijes y que más adelante ofrecerán a otras personas».

Warmi Killa Doulas está conformada por Aluminè Giuliani Gallego, Antonela Atencio y Miriam Villalva. Desde la autogestión ofrecen, además de su servicio como doulas, yoga para el embarazo y asesoría en lactancia, y llevan adelante rondas de gestación y crianza para socializar experiencias e información.

spot_img
<
spot_img
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,065SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.