Aplausos para el Departamento de Obras que juntó peso por peso para la construcción de la tribuna en el predio del barrio San Emilio. Fue inaugurada este fin de semana con presencia de todas las disciplinas del Club.

Parafraseando el habitual cantito de la hinchada lujanera “Vamos a dar la vuelta en la cancha nueva de Luján” ahora socios, allegados e hinchas tienen motivos para festejar. No será la “cancha nueva” pero la inauguración de la tribuna emocionó a las familias lujaneras.

Es que el esfuerzo realizado desde el Departamento de Obras data de meses. Juntaron peso por peso para emprender la construcción de la nueva tribuna en el predio del barrio San Emilio con capacidad para 600 personas.

“Necesitamos que todos entiendan que sin educación y sin deporte no hay país que avance. Entonces, apostemos a la educación y al deporte para salir adelante como país, más allá de que en el Club Luján necesitamos que nos apoyen todos. Y si bien soy yo el que agarra el micrófono, este reconocimiento es para el Departamento de Obras del Club. Son ellos los que se tienen que llevar este gran aplauso que le van a dar ahora ustedes” expresó el presidente de la entidad deportiva, Mariano Peretto.

El esfuerzo reconocido por todos y todas durante la jornada de festejo se da hacia la Comisión de Obras que durante tres años realizó actividades para financiar la construcción de la tribuna.  “La guita la recaudamos con rifas, gente que donó materiales, con la venta de remeras conmemorativas, premios de Copa Argentina, fiedtas, cenas, etc” explicaron desde el Club el tamaño esfuerzo que implica crecer como institución en estos tiempos.

La jornada de inauguración comenzó pasadas las 16hs con el corte de cinta del que participaron autoridades del Club y el intendente Oscar Luciani. Las palabras de rigor, agradecimientos a auspiciantes y la presentación de todas las disciplinas que desfilaron por la cancha y se tomaron fotos con la flamante tribuna de fondo.

“Fue una tarde hermosa, la gente estaba contenta, emocionada. Me paró mucha gente grande que por primera vez fue al predio porque generalmente van al municipal y se sorprendieron de ver como está el Club. Fue una tarde muy linda, lleno de familias y gente con ganas de ver crecer al Club” resumió todavía emocionado Gastón D’Onofrio.

Por último, la fiesta deportivo que se montó por la tarde del sábado contó un partido en homenaje a Javier Vallejos, integrante del plantel que en 1986 logró el ascenso a la primera C. Vallejos armó equipo con compañeros de aquella categoría para competir con el plantel también destacado por el ascenso a la B en 1991 que representó Javier “la mona” Brayotta.

Tras el empate 4 – 4, continuó la fiesta, con servicio de cantina y música, la familia lujanera disfrutó una jornada de emociones necesarias para entrelazar los esfuerzos y los motivos para seguir adelante.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre