La Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC) y la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME), conformaron un acuerdo social responsable, con eje vertebral de la recuperación industrial. «Necesitamos una macro economía manejada por el Estado Nacional acorde a las necesidades de la producción», dijo Barbani, lujanense presente en el lanzamiento.

Más de 600 empresarios y empresarias debatieron propuestas para conforman los «aportes del empresariado nacional para la reconstrucción de la Argentina productiva», que fueron presentados ante dirigentes político partidarios, sindicales, sociales y empresariales. El encuentro fue organizado por Empresarios Nacionales y la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios.

Ambas entidades comenzaron a forjar un camino en conjunto ante una grave situación que los golpea. «Durante los últimos tres años desde distintos sectores de las Pymes y el empresariado nacional hemos venido señalando que las políticas en curso llevarían inevitablemente a una crisis económica, productiva y social» explicaron las asociaciones empresariales.

Profundizando en los causantes de la situación económica del país señalaron que «es fruto de haber privilegiado la especulación, el endeudamiento, la concentración y la extranjerización económica por sobre el desarrollo del aparato productivo nacional, el trabajo y el bienestar del conjunto los argentinos».

Los números no cierran por ningún lado para las PyMEs. Cierran 50 empresas por día, la caída en las ventas es constante. la reducción de puestos de trabajos se profundiza, la utilización de la capacidad instalada industrial no llega en muchos casos al 50 por ciento y las tasas de interés de más del 70 por ciento hacen inviable la actividad y el financiamiento productivo.

En ese encuentro se hicieron presentes representantes de ENAC Luján. Marcelo Barbani fue uno de los empresarios que participó y sostuvo: «necesitamos una macroeconomia manejada por el Estado Nacional acorde a las necesidad de producción. Hoy por hoy esta manejada en función a la especulación financiera, no hay forma de invertir en producción con una tasa de interés al 60 por ciento. No hay ninguna inversión productiva que te de una ganancia del 60 por ciento como lo de la especulación financiera».

Además, Barbani sostuvo que se necesita un Estado Municipal presente y activo. «En la actualidad se cierran fábricas y el municipio no acciona, no defiende los puestos de trabajo. Debería ponerse al frente de los reclamos y defender los vecinos de Luján. Esos trabajadores despedidos pagan las tasas municipales y no las van a pagar si no tienen trabajo, el municipio debe cuidar las arcas municipales».

Como respuesta a esa situación el empresario esbozó algunas políticas para recuperar el trabajo y defender la industria de Luján. «Mínimamente una política puede ser que el municipio compre productos de Luján. Si tiene que hacer una compra que lo haga con empresas locales o de la zona. Otra política es promocionar los productos de Luján en la zona y también se puede hacer de manera internacional. Pero para eso se necesita mucha voluntad y trabajo de los funcionarios» agregó.

En conclusión, el armado de las PyMEs propuso al «acuerdo social» que impulsa el peronismo la postulación de un estado activo y profundamente democrático, que junto con todos los sectores del trabajo y la producción promueva: el desarrollo de las Pymes, la industria local y las economías regionales; la generación de empleo genuino; la distribución equitativa de la riqueza; el fortalecimiento de la demanda en el mercado interno; la accesibilidad y la orientación productiva del crédito; un régimen impositivo progresivo; la
regulación de grandes cadenas comerciales y formadores de precios; la vinculación tecnológica; las exportaciones con valor agregado y la integración regional.

Para lograr ello, los empresarios nacionales sostienen que se debe impulsar la confluencia con el empresariado PyME, urbano y rural, trabajadores, cooperativistas, científicos, estudiantes, profesionales y resto de los sectores perjudicados por el actual modelo. «La reconstrucción de la Argentina productiva no es sólo una expresión de deseos. Debe ser eje en torno del cual se concrete un amplio acuerdo social y político para avanzar hacia un proyecto desarrollo con inclusión social» concluyeron.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí