18.6 C
Luján
domingo, 18 abril 2021

El turismo tendrá que esperar: ¿cómo impacta la pandemia en el sector?

La mesa que representa el desarrollo local se compone de al menos tres patas: la producción agraria, la industria y el turismo. En este informe, un recorrido por la actualidad del sector turístico, las proyecciones del gobierno y las medidas para zafarla en tiempos de cuarentena.

El brote mundial de COVID-19 ha llevado al mundo a su paralización, y el turismo ha sido el más afectado de todos los grandes sectores económicos. Luján se encuentra entre los distritos seriamente complicados, siendo que la riqueza económica aquí producida está directamente ligada a la llegada de turistas, además de lo que hace al agro y a la industria.

La mesa que representa el desarrollo local está compuesta de, con sus variantes, tres patas: la producción agraria, la industria y el turismo. El desarrollo de este último es uno de los pilares fundamentales de la gestión que inició Leonardo Boto.

El salto de página prometido pasa por hacer que el turista, que en mayor medida visita a la Virgen y se vuelve, pueda pernoctar en nuestra ciudad, realizar visitas a museos, participar de recorridos guiados y consumir en comercios locales y productos regionales.

Pero la promesa de un círculo virtuoso tendrá que esperar. Apenas dados los primeros pasos en la gestión de una nueva política del turismo, el coronavirus obligó al parate del sector en todo el país y en el pago chico, el gobierno enfrenta un desafío más urgente: recuperar los ingresos caídos por la falta de circulación y asistir al universo de laburantes que viven del turismo local.

Restaurantes, emprendimientos familiares, artesanos, santeros y una larga fila de laburantes informales, ligados al turismo necesitan asistencia del Estado para sobrevivir sin la posibilidad de poder salir a laburar.

La Secretaría de Economía estima que el turismo genera el 30% de la riqueza producida en Luján. Según un relevamiento que está en marcha para medir el impacto en el sector, ya vislumbran que para el 30% de los encuestados la caída en las ventas desde que comenzó a regir la cuarentena implican la totalidad de sus ingresos, mientras hay otros que pudieron realizar ventas de manera virtual y/o por delivery, o accedieron a programas de contención y amortizaron la caída en menores porcentajes.

La encuesta brinda sus primeros datos que apenas sirven para orientar una mirada respecto a la situación actual del sector turístico. Por ejemplo, hasta ahora, más del 75% de los encuestados no tiene empleados trabajando desde las casas y un poco más de la mitad pudo realizar ventas por delibery o de manera virtual.

Las realidades son diversas ya que hay quienes pueden acceder al IFE y otros subsidios, y quienes que no han podido hacerlo en razón de su facturación o la categoría del monotributo. El turístico es un universo que va desde un laburante informal, o una familia que sostiene un emprendimiento, a empresarios con hasta 60 personas a cargo.

Se espera que en los próximos días anuncien desde el gobierno nacional dos programas para grupos familiares y otro para que los municipios con desarrollo turístico puedan acceder a montos a destinar al desarrollo de infraestructura.

Ideograma chino: crisis y, ¿oportunidad?

Desde la Secretaría de Culturas y Turismo trabajan puertas adentro en el rediseño de salas, la generación de nuevos espacios como el primer centro cultural del municipio y la revisión de concesiones estatales en manos de privados.

«Pareciera que perdimos el año», comentó un funcionario respecto a los anuncios que tenían previstos realizar. Ahora, la dinámica viró al relevamiento de la situación de las personas que viven de la cultura y el turismo, la pesca constante de subsidios, planes y programas que se puedan articular con ministerios provinciales y nacionales y la proyección de reformas en la infraestructura de varios espacios.

Es posible que la llegada del coronavirus haya dado tiempo a la gestión para avanzar la planificación del sector y adelantar laburo con las persianas bajas. Una de las metas anunciadas fue la «recuperación» de la rivera. En ese sentido, más de un concesionario de recreos y comercios se ofreció voluntariamente a cancelar el convenio analizando que el retorno a la normalidad no tiene fecha prevista.

Por otra parte, adjudicaron las obras para adecuación del cauce del tramo medio del río Luján desde el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia para ensanchar los márgenes y prevenir inundación. Según anticipó el intendente, por estos días debería darse la adjudicación de otra obra que atravesaría la zona urbana desde la Ruta 6 hasta el Puente de las Tropas y cambiaría la cara de la rivera.

El turismo tendrá que esperar, mientras el mundo de la cultura experimenta en la virtualidad, la producción oscila entre los permisos y las restricciones, y las ventas se canalizan por delivery. El turismo no tiene más remedio que aguardar a que la pandemia pase lo más rápido posible para retomar sus puestos habituales en el circuito turístico.

spot_img

1 COMENTARIO

  1. Mi hijo no cobra su cuota alimentos desde marzo de San ceferino hotel y spa, hice la denuncia penal xq no puede ser que nadie se haga responsable!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

3,122FansMe gusta
3,357SeguidoresSeguir
709SeguidoresSeguir
1,007SeguidoresSeguir
133SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.