24.2 C
Luján
miércoles, 21 abril 2021

El turismo lujanense muestra un leve repunte después de un mal año

Tras un 2020 con poco turismo por la pandemia del COVID-19, la afluencia de gente en el partido comienza a ser mayor sin alcanzar los niveles históricos. La mano de obra del sector gastronómico se mantiene a un 40 por ciento de los niveles pre pandemia.

Luego de varios meses de no recibir turistas por la pandemia del COVID-19, las aperturas permitieron que comiencen a llegar visitas al Partido de Luján. Cámaras del sector y funcionarios municipales coinciden en que la situación comienza a mejorar aunque está lejos de los niveles pre pandemia.

De acuerdo a estadísticas oficiales, las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Neuquén y Río Negro tuvieron la mayor afluencia turística. Sin embargo, la mayor afluencia de gente se dio en el Partido de la Costa con un 85% de ocupación durante los fines de semana.

En Luján, no existen estadísticas que marquen la ocupación en hotelería, gastronomía y negocios gastronómicos. La medición es el tacto de los comerciantes que conocen el rubro. Frente a los niveles del año 2020, un año sin turismo y con poca circulación, comienza a evidenciarse una reactivación del sector aunque distante de los niveles históricos.

«Vemos un movimiento importante pero que todavía no llega a los números que siempre vivió Luján. Fin de semana tras fin de semana se nota que va incrementando la cantidad de gente que visita nuestra ciudad», explicó José María Mitidiero, presidente de la Cámara de Turismo de Luján.

El partido tiene dos puntos fuertes para su turismo: el centro histórico basilical y el polo gastronómico ubicado en Carlos Keen. Ambos puntos comienzan a mostrar afluencia de gente aunque con un ritmo lento.

«De los puestos que están fijos en la Plaza Belgrano no se llega al 50 por ciento. En enero y febrero nunca fueron buenos, pero de a poco se está trabajando. El clima acompañó también. También reabrieron dos restaurantes que estaban cerrados, los hoteles abrieron sus puertas, algo que hasta fin de año no sucedía», explicó Daniel Silva, director de Turismo de la municipalidad de Luján.

La hotelería y los locales gastronómicos registran mejoras aunque no se recuperan de un 2020 perdido. Desde el último fin de semana, los bares y restaurantes ya no tienen restricción de horario para abrir sus puertas, algo que les permitirá realizar una rotación de clientela.

En ese sentido, Mitidiero sostuvo que «la ocupación de camas y los aforos permitidos en los comercios gastronómicos no es mala. Se está trabajando casi a lleno de los aforos permitidos, pero lo que trasmiten los comerciantes es que con esos promedios de ocupación les sirve para estar vigentes y cubrir deudas pero no para generar una proyección de futuro».

Otro de los sectores del turismo fuertemente golpeados por la pandemia fueron las agencias de viaje, ya que en la mayor parte del 2020 no hubo vuelos comerciales. Esa situación arrojó que un 20 por ciento de las agencias cierren.

«Las agencias de viaje vendieron muy pocos paquetes con el programa Previaje. Es cierto que en enero y febrero fue muy poco el movimiento. Ahora desde marzo se está viendo que la gente está más segura para viajar. En las agencias, esta semana hubo más consultas que en todo febrero», comentó Mitidiero.

El 2020 fue duro para el sector, los subsidios y políticas para contener la crisis contuvieron el cierre masivo de comercios aunque varios de ellos no pudieron sortear la pandemia. Asimismo, para el 2021 se espera que el turismo y la cultura sigan recibieron políticas públicas para reactivar la economía.

«Varios prestadores recibieron apoyos y ayudas. Fue bien recibido por el sector, y ahora se está activando el nuevo REPRO y una nueva inscripción de otra ayuda que termina el 6 de marzo. Hay varias líneas del Banco Nación y de AFIP. Quedo mucha gente en el camino. Los que pudimos quedar estamos aprovechando la ayuda, pero otros no pudieron. Estamos a punto de cumplir un año de que comenzó todo y fue realmente muy duro», argumentó Mitidiero.

Por su parte, Daniel Silva sostuvo que «en Carlos Keen hubo tres restaurantes que cerraron sus puertas, y uno volvió a abrir con otra firma. En la zona histórica basilical hay algunos cerrados porque es el mismo propietario que tiene varios restaurantes. Lo que sucede es que la mano de obra de personal gastronómica llega la 40 por ciento de lo que eran los niveles normales».

Tanto funcionarios como empresarios del sector coinciden en que es necesario que Luján invierta en infraestructura y promoción de actividades turísticas para atraer visitantes en el futuro.

«Luján siempre va a quedar con la posibilidad de ser los primeros en recibir a la gente si se hacen las cosas que se tienen que hacer. Se empezaron a hacer algunas cosas, pero faltan acciones para empezar a atraer a la gente. Sé que se están manejando algunos programas que son interesantes pero son muy incipientes», sostuvo el Presidente de la Cámara de Turismo.

Por su parte, Silva agregó que «la gente tiene que venir a Luján y hacer algo más que dar una vuelta a la Plaza Belgrano. Estamos haciendo un proceso con los locales que están en el terraplén. Estamos armando los borradores para mandar al Concejo Deliberante y que se puedan aprobar y licitar. Con algunos comercios en esa zona que va de la Recova hasta la calle San Martín va a levantar el nivel de prestación de los servicios y generar otro circuito».

Foto de portada: archivo Julieta Brancatto

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

3,122FansMe gusta
3,357SeguidoresSeguir
709SeguidoresSeguir
1,008SeguidoresSeguir
133SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.