Hoteleros de la ciudad enviaron una carta al Intendente pidiendo la reapertura parcial para brindar alojamiento a las personas que trabajan en los rubros esenciales y que son de otras ciudades. Eduardo Cimolai, presidente de la Cámara de Turismo de Luján, comentó sobre la situación que atraviesa el sector.

El confinamiento obligatorio continúa hasta el próximo 24 de mayo pero con la posibilidad de seguir extendiéndolo en el tiempo, y son muchos los rubros que se ven afectados, debido a la cuarentena y la falta de afluencia de gente.

En nuestra ciudad, uno de los rubros más golpeados es el sector turístico y gastronómico, que emplea a muchas personas y que no está laburando o lo están haciendo de una forma no rentable.

Es por eso que, Eduardo Cimolai, presidente de la Cámara de Turismo de Luján, comentó la complejidad de la situación en estos rubros: «El sector turístico es uno de los más golpeados y quizás uno de los que más tarde se vuelva a reabrir. Somos conscientes de eso. Estamos preocupados por tratar de mantener el nivel de empleo y que no haya despidos y evitar una mayor sangría posible.», sostuvo.

En este contexto, trabajadores del sector hotelero le enviaron una carta al Intendente para que considere algunas medidas de alivio: «Le estamos acercando alguna alternativa al Intendente para evaluar posibles reaperturas y pasos a seguir a mediano plazo. Sabemos que en el corto plazo esto va a ser muy complejo, pero tomando ejemplos de otras ciudades, como Bahía Blanca, nos pareció oportuno acercarle la propuesta de algunos hoteleros que están recibiendo consultas de posibles clientes que trabajan en servicios esenciales o de producción, que se están empezando a reabrir».

Uno de los pedidos a Boto, es que tenga en cuenta a aquellos trabajadores esenciales que son de otras ciudades, que laburan en Luján, y que no cuentan con un lugar para alojarse para que revean esas situaciones: «Si esto no se considera, terminan alojándose en ámbitos informales, con menos poder de control para las medidas sanitarias que se requieren», comentó Cimolai.

Por otro lado, piden la elaboración de un protocolo de atención para cuando las medidas sean flexibilizadas: «Le manifestamos ponernos a trabajar en conjunto en la definición de protocolo de atención, para cuando se habilite todo y tener nuestro propio protocolo. Hay ciudades que ya lo están haciendo», remarcó Cimolai. Además expresaron la posibilidad de discutir una reducción, eximición o postergación de las tasas municipales, medida que solicitan que sea discutida en conjunto.

Otra de las problemáticas identificadas por el rubro hotelero es el pago de la electricidad. «En el caso de la hotelería tienen que pagar una reserva de energía a la Cooperativa Eléctrica. Los hoteles están cerrados, tienen solo el consumo de la persona que está de guardia y la factura de luz sigue viniendo elevadísima, porque están pagando esa reserva. Hay casos que las facturas fueron de 18 mil pesos. Una locura. Por eso se le envió una nota a la cooperativa y manifestaron que en la próxima factura no se va a ver reflejado esta reserva».

Por otra parte, el rubro gastronómico también está sufriendo aunque los alivia el sustento dispuesto por el gobierno nacional y los que pudieron incorporar el servicio de entrega a domicilio.

«El sector gastronómico que está con el servicio de delivery de alguna forma ayuda, pero claramente hay muchos otros que no tiene esa posibilidad, concretamente en los polos gastronómicos de Carlos Keen, Open Door. También muchos están aplicando para la ayuda propuesta por el gobierno nacional y eso de alguna forma acompaña a atravesar este momento complejo».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí