Foto: Victoria Nordenstahl

El saldo de la represión en Fiscalía fueron varias mujeres heridas y descompensaciones tras los gases lacrimógenos. Ante la llegada de Gendarmería decidieron desconcentrar señalando la responsabilidad política del operativo.

Otra vez el bochorno policial copa la agenda pública. Efectivos policiales, masculinos, reprimiendo a mujeres en la puerta de Fiscalía que reclamaban la palabra de las autoridades a cargo de llevar la investigación en el último caso conocido de violencia sexual contra una joven.

A la concentración de más de cien personas le siguieron cantos y performances, palabras e intervenciones artísticas para acentuar el reclamo que desde el lunes se pronuncia en las calles, las redes y los medios.

Cuando parte de la movilización entró al edificio de la calle Mitre la respuesta no tardó en llegar. Infantería escudada reprimió con palos, gas pimienta y gases lacrimógenos. El saldo, varias personas heridas que están siendo atendidas en el hospital, algunas con fuerte picazón en la piel por los gases y otras con descompensaciones.

Natalia Pérez, referenta de la Defensoría de Géneros dialogó con autoridades de Fiscalía y al salir nuevamente a la calle señaló la responsabilidad política en un hecho de represión bochornoso.

«No tenemos información acera del nombre de las personas. Ellos claramente tienen una política de no dar ningún tipo de nombre. No recibimos más información. Le avisamos que acá afuera hay un montón de víctimas y familiares de víctimas que están denunciando y que no tuvieron una respuesta por parte de la justicia. Nos pidieron nombres, tanto de las familias como las compañeras denunciantes para poder presentar y que se comprometen a una reunión con cada una de esas personas para dar respuesta», dijo Pérez ante les presentes.

Antes que se comenzara a desconcentrar por la advertencia de la llegada de Gendarmería, Pérez señaló: «No nos quisieron dar el nombre del jefe del operativo que hizo esto. Es algo a lo que nos tiene acostumbradas la fuerza represiva, ellos no están para cuidarnos a nosotras. La justicia es solamente justicia para los ricos, para los que tienen guita».

Por último, apuntó contra las autoridades políticas señalando su responsabilidad y advirtiendo que continuarán movilizando: «Nos vamos a organizar para venir más fortalecidas la semana que viene, si tenemos que venir en un horario donde realmente escuchen ese silencio que antes no se escuchaba. Por esta situación y por todas las situaciones, así que bueno, esperando que nos den el nombre del jefe del operativo que sabemos, en principio, es Luciani».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí