Es el escenario de una de las batallas de 1880. Ante la amenaza que ser removido, y luego de décadas de resistencia por parte de la comunidad ahora el estado municipal lo protege. Hoy es objeto de investigación y los vecinos buscarán dentro de un proyecto ponerlo en valor en conjunto con la localidad.

El puente de hierro de Olivera guarda una parte importante de la historia argentina que aún no está determinada, y es lo sucedido en una de las batallas en la disputa por la designación de la capital en el contexto de la conformación del Estado Nacional. En la actualidad, también guarda la resistencia de un pueblo que con el correr del tiempo supo conservarlo ante la falta de cuidado de las autoridades estatales, que ante las últimas inundaciones buscó sacar parte de las evidencias históricas en una acción que no iba a traer solución en la problemática de la crecida del río.

El combate de Olivera ocurrió el 17 de junio de 1880. Fueron cerca de diez horas de enfrentamiento entre las fuerzas provinciales, conformada por 12 mil hombres de la milicia en la que pocos de ellos contaban con armamento, y las fuerzas nacionales, integradas por cuatro mil oficiales. El enfrentamiento dejó tres mil muertes. Allí se enfrentaron las fuerzas que respondían al presidente de la Nación Nicolás Avellaneda, contra las del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Tejedor por la tan ansiada Ciudad de Buenos Aires.

El puente permitía el paso de las tropas Nacionales del coronel Eduardo Racedo, que habían salido desde Campana y se dirigían a Mercedes. Las milicias del interior de la provincia era comandado por del coronel José Inocencio Arias que intentaba llevar la marcha hacia Buenos Aires.

“Hay una primera defensa del puente por parte de los provincianos que evitan que avancen los nacionales pero estos tenían algo muy importante que eran cañones. Nos da la pauta a nosotros para encontrar la metralla de esos cañones”, contó Gastón Scalfaro, investigador que guía al equipo que trabaja actualmente sobre la zona histórica.

Foto: Gastón Scalfaro

“Es fundamental rescatar la importancia del puente. Es un regalo que hace Sarmiento a Olivera por ser el colaborador dentro de la presidencia y además amigo; y más allá de eso, fue escenario de la batalla de junio de 1880, que luego determina la capital de la provincia en La Plata. Por eso la idea es que el puente pueda quedarse en el mismo lugar porque fue escenario exacto de la batalla. Donde existen vestigios todavía, como balas de cañón y otros detalles”, contaba la vecina y activista de Olivera Graziella Macagno, en junio del año pasado tras la amenazada de ser removido.

En junio de 2017 desde Dirección Provincial de Obra Hidráulica comenzaron a hacer trabajos de medición para remover el puente histórico. Al ser avistados por los vecinos, estos se autoconvocaron e iniciaron acciones de resistencia. Más tarde llegó la notificación de las autoridades provinciales y la comunidad organizada intensificó la defensa.

Un año más tarde, ante la misma amenaza juntaron firmas y las presentaron junto con cartas al municipio. Al mismo tiempo, la comisión de patrimonio presentó una Ordenanza al Concejo Deliberante para lograr la protección estatal del puente histórico, declarando el puente de hierro como “Monumento” y el espacio que lo contiene como zona arqueológica y al sitio histórico en sí, rescatando un paisaje de la historia argentina acaecida en el suelo. En su última sesión, el concejo deliberante lo declaró patrimonio cultural.

La comisión organizó un concurso de fotografía para agregarla a la placa del puente. Foto: Nau G. Elizande

Además, el cuerpo deliberativo resolvió dirigirse a las autoridades de la Provincia de Buenos Aires que ante futuras ampliaciones hidráulicas en el cauce del Río Luján sea respetada la conservación del ahora patrimonio. Además, pedirá solicitar a las autoridades que ante excavaciones que pudieran realizarse en el puente sea establecida la intervención del grupo arqueológico de la Universidad Nacional de Luján para el recupero de piezas arqueológicas que permitan establecer nuevos conocimientos de los hechos ocurridos durante las acciones bélicas de 1880. Así, promulgada la declaración, las autoridades municipales serán las encargadas en principio de notificar lo establecido a la Dirección Provincial de Obra Hidráulica.

Foto: Paula Olivieri

A la par, un equipo pluridisciplinario conformado por historiadores, antropólogos, arqueólogos, ambientalistas y un psicólogo de las universidades de Luján, Buenos Aires y Rosario trabaja desde enero de 2016 con el objetivo de reconstruir el hecho violento a través de exploraciones desde la estación del pueblo hasta el puente histórico, y la zona de combate, y analiza el registro de diversos documentos.

El proyecto de investigación surge de la carencia de estudios en la localidad por parte de la universidad. Diseñado en 2016, retoma la metodología de estudio aplicada en Argentina hace 16 años para la Batalla de la Vuelta de Obligado, realizado por el Doctor Mariano Ramos, primer y único campo de combate excavado analizado arqueológicamente en el país y uno de los pocos en América latina.

Foto: Graziella Macagno

Luego de varios meses de trabajo con sondeos sobre la superficie de la zanja en la estación para conocer la factibilidad de llevar adelante un estudio de los campos de batalla, en abril de este año comenzaron con las excavaciones sobre el puente de la localidad. A fin de septiembre volverán al sitio histórico en busca de más indicios para continuar con la investigación.

Encontraron cerámica importada llamativo para la zona rural, y unos chops alemanes. “Tenemos documentos que dicen que en la estación funcionó una recepción y una comida para los oficiales”, expresó Scalfaro.

El equipo de investigadores analizó documentación en el Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires; en el Museo Nacional de Armas para dar cuenta del armamento de la época; en el Archivo del Complejo Museográfico, en el Archivo histórico de San Antonio de Areco y de Mercedes para indagar en los Juzgados de Paz; en diferentes bibliotecas de la zona y del Banco Central; en el Servicio Histórico del Ejército y en el Instituto de Investigaciones Históricas Emilio Ravignani.

Entre los documentos analizados los investigadores encontraron una serie de acontecimientos que remiten a la batalla. En un debate de septiembre de 1880 en el Senado de la Nación mencionan la batalla en el puente de Olivera y destacan la participación de los soldados santafesinos. En octubre de 1881 un Proyecto de Ley en la legislatura bonaerense otorga pensión y becas para los huérfanos de la federalización, lo que daba un resarcimiento a las fuerzas nacionales pero continuaba el desconocimiento de aquellos que integraban las provinciales.

Foto: Gastón Scalfaro

“Estos dos documentos nos orientan y nos acercan a determinar más nombres de combatientes muertos en la batalla del puente”, evidenció Scalfaro. Además, en el museo de la Policía Federal Argentina trabajarán con los archivos allí resguardados con el fin de llegar a la nómina de muertos en combate.

A partir de ahora, las y los vecinos conformados en comisión y en instituciones trabajarán para la puesta en valor de la localidad. El proyecto comprende la señalización en la entrada de Olivera y la puesta en valor de su puente el puente, que los visitantes puedan recorrerlo, realizar periódicas recreaciones de la batalla al igual que actividades folklóricas, y conformar un circuito de paseo por sus calles, desde la estación hasta la rivera que integre además sitios gastronómicos ambientados de época. La propuesta requiere mejoras en el pueblo: contar con una pequeña dotación de bomberos, más calles asfaltadas al igual que transporte, atención medica las 24 horas, lo que también generaría fuentes de trabajo para su gente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre