La diputada Marcela Campagnoli solicitó otro acceso a la información pública que impacta en el PRO Luján y el armado de Nicolás Quarenta. Ingresa a escena Santiago Quiroga García, director de la UGL local y la preocupación llega al sector de Alex Campbell. El pedido requiere detalles de los alquileres de PAMI en nuestra ciudad tras no habitar el inmueble de la calle Constitución por 10 meses.

Otro frente de tormenta se le acerca a la alianza Cambiemos de nuestra ciudad. La desembocadura a los caminos sinuosos del PRO y el PAMI Luján que se charlan a viva voz entre los máximos referentes del oficialismo de Luján se concretó el 22 de noviembre cuando el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados recibió un pedido de acceso a la información pública por parte de la Diputada Nacional Marcela Campagnoli, el cual tiene exclusivamente consultas sobre la situación de PAMI Luján y los alquileres de las cuatro dependencias.

Por estos días, Santiago Quiroga García -responsable UGL Luján-, Alexander Campbell -subsecretario de Asuntos Municipales-, Ezequiel Bisso –asesor y operador provincial- y  el concejal Nicolás Quarenta, comenzaron a preocuparse nuevamente.

A partir de no poder concretar reuniones con el PRO y luego de la información recolectada en Luján, Campagnoli envió las siguientes preguntas en su pedido de acceso a la información: “Criterio para mudarse a 22 cuadras del centro; titular dominal/es y quién solventó la construcción; desde qué fecha se paga alquiler y el valor del mismo, además de los servicios; fechas de final de obra y entrega de llaves; fecha de funcionamiento de dicha sede; valor de los tres locales restantes de PAMI Luján (Lavalle, Alsina y la esquina de San Martín-Colón) y copia de los contratos; existencia o no de deudas de los antes mencionados; quién es el auditor médico de la UGL PAMI Luján y quién audita las prestaciones médicas; pliego de licitación del nuevo edificio y alquileres de los cuatro locales en cuestión.

El equipo PRO: el concejal Quarenta y el responsable de la UGL Luján Quiroga García. Los “sin tierra” en acción.

El cuarteto PRO puro al que puede afectarle este requirmiento maneja grados de cercanía política, territorial y personal a altos niveles: Campbell y Quiroga García comparten familiaridad ya que el responsable de PAMI Luján está casado con Geraldine Campbell, hermana del funcionario provincial y concejal de San Fernando. Asimismo, Ezequiel Bisso es el nexo en la Primera Sección electoral, donde protege y acompaña a Nicolás Quarenta y a Santiago Quiroga García. Estos últimos han recorrido algunos barrios de Luján con la intención de obtener “la tierra” lógica que requiere todo futuro candidato de Cambiemos en 2019.

En agosto de este año ya había surgido una primera alerta para el cuarteto PRO. El abogado Jeremías Rodríguez de la Coalición Cívica ARI había pinchado vía Twitter a algunos de los funcionarios por el alquiler de tres locales, más un cuarto edificio donde actualmente funciona PAMI. El local de la calle Constitución estuvo listo y vacío durante 10 meses, algo que Rodríguez comenzó a denunciar y para lo que los mensajes de respuestas eran concretos: “Dejate de joder”. Por el otro lado los whatsapp caían al unísono: “Es un loco”, “El pibe está equivocado si cree que va a hacer política ensuciando”, “Tira cualquiera”, escribían y mandaban los amarillos.

Entre toma y daca, Santiago Quiroga García había prometido llamar tanto al abogado denunciante como a la diputada. En esos meses surgió el caso de la camioneta enviada por el Ministerio de Salud que Nicolás Quarenta tuvo en su poder sin dar aviso a las autoridades, hecho que fue reconocido por el Ejecutivo municipal. El caso derivo a algo mayor y está en Mercedes a la espera del avance de la causa inciada como “adulteración de expediente”, ya que a la hora de consultar la documentación, justo el expediente que relataba los hechos de Quarenta y la Berlingo estaba incompleto.

Recorrida en el nuevo edificio: según la empresa fue llave en mano y listo para habitar.

En definitiva, el contacto nunca se dio y la sospecha ya pasó a dirigentes de más peso en la Coalición Cívica. Ezequiel Bisso también amagó a generar contacto pero, de igual modo, quedó en la nada. El llamado que sí se hizo fue con intención de bajar la espuma y se realizó a Etchecoin, secretaria general de la CC-ARI.

Algunos datos refuerzan las dudas sobre el nuevo edificio del PAMI y la demora de la mudanza. Según la propia empresa constructora “el día lunes 27 de Noviembre (de 2017) a las 11.00 horas hicimos entrega formal del edificio PAMI, obra que comenzó en el año 2015 y que ocupa una superficie total de 900 m2.

El Estudio Saner agrega que “ese día recibimos la auditoría final de arquitectura, en la cual estuvieron presentes autoridades nacionales y locales. Durante la jornada, recorrimos las instalaciones y repasamos minuciosamente todos los detalles de arquitectura y equipamiento de sanitarios, aires acondicionado, sistema de iluminación, detección de incendios, entre otros puntos”. El cambio de edificio se dio en septiembre de 2018, 10 meses después.

Quiroga García, Campbell y Luciani. El intendente, en privado, siempre señaló a Quarenta cuando algo anduvo mal en PAMI

La dinámica Cambiemos se mueve a un ritmo que no mide ni espera por propios o ajenos. Meses atrás, la diputada de la Coalición Cívica ARI Marcela Campagnoli presentó un primer pedido de acceso a la información pública por el caso de una camioneta del Ministerio de Salud y dicha exigencia se convirtió en #BerlingoPRO: la responsable de darle el toque final al escándalo fue Rita Sallaberry, empoderada futura candidata del vecinalismo. Por elevación, tapó de acusaciones al concejal del PRO Nicolás Quarenta en una denuncia penal.

La funcionaria -integrante de la misma alianza política Cambiemos- mandó al frente al edil con línea Alex Campbell y contó que la propia esposa de Quarenta fue quien devolvió la camioneta que el Estado Nacional había enviado para el municipio. La entrega fue luego que Sallaberry lo llamara a Nicolás y éste le responda -desde el Vaticano- que “le diera unos días”. La secretaria de Gobierno se sacó finalmente las ganas de hacer del muchacho PRO un cadáver político; los radicales, viejos zorros, se encargaron de darle el suficiente impulso, envalentonar denunciantes en reuniones privadas y luego silbar bajito.

Ahora, la tensa calma dentro de Cambiemos volverá a sacudirse y todos esperan que termine el año para que las vacaciones frenen los vendavales internos. Sin embargo, a contramano del pedido de calma que algunos sectores solicitan, más datos e información se sigue recolectando y los capítulos de las disputas oficialistas con eje en el PRO tienen pinta de continuar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre