4 C
Luján
miércoles, 8 julio 2020

“El otro campo”: el campo que da de comer

Las organizaciones campesinas que impulsan la agroecología inventaron nuevas formas de comercialización durante la pandemia desarmando la especulación de precios y garantizando alimentos sanos.

La crisis económica y sanitaria producida a nivel mundial por la pandemia del coronavirus  permite visualizar de manera clara qué sectores de la sociedad realizan los trabajos denominados esenciales. En este sentido, les productores de la agricultura familiar fueron de los primeros en obtener permisos de circulación al inicio de la cuarentena.

Organizaciones como la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) y el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) impulsan la discusión sobre qué comemos, cómo se produce lo que comemos y quién lo produce. Además, evidencian la autonomización de los supermercados sobre la cadena de distribución.

En ese sentido, durante el aislamiento, generaron cadenas comunitarias de comercialización a la vez que hicieron grandes donaciones a comedores barriales.

La creación de un mercado concentrador regional en Luján y la comercialización directa a domicilio a través de nodos propios, que apunta a que los vecinos se organicen en los barrios para comercializar y distribuir alimentos. Dos nuevas estrategias perfiladas a permanecer en el tiempo. Desde abajo y organizades, les trabajadores están creando la “nueva normalidad” donde se beneficien productores y consumidores. 

Foto: Victoria Nordenstahl.

Bolsones a domicilio

«Se nos ocurrió, en los primeros días de la cuarentena, llevar verduras a domicilio aprovechando que teníamos el permiso de circulación. De esta manera pudimos vender y además colaborar con la gente que no podía salir de su casa», comenta Gustavo Manfredi, miembro de la UTT. 

Además, desde la UTT, hacen el reparto y llevan armados doce nodos en Luján, Rodríguez, Exaltación de la Cruz y Open Door. La idea es que no haya ninguna intermediación entre productores y consumidores. «El intermediario que quiere ayudar a la economía campesina bienvenido sea, pero existen intermediarios que se aprovechan y venden más caro», apunta Manfredi. 

Para cortar con la especulación y garantizar que el grueso de las ganancias que genera el bolsón quede en manos del campesino, establecieron un tope máximo de 20 por ciento de ganancias para quienes revenden. «Con estas prácticas cortamos con el negocio de un montón de gente que venía a comprar la verdura a $35 pesos y la vendía a $80 o $90», describe.

Además, hay nodos en que las personas no quieren ganar dinero, solo tienen interés de consumir agroecología. «Así se va formando un círculo virtuoso donde la gente consume sano, los campesinos cobran bien y la colonia recauda. Nos beneficiamos todos», indica Manfredi.  

La UTT está compuesta por dieciséis mil familias que trabajan organizadas en todo el país. En Jáuregui, la Colonia “20 de abril” cuenta con 55 hectáreas dedicadas a la producción agroecológica sin fertilizantes, ni agrotóxicos. Sus verduras se diferencian hasta en la materialidad, color y estética de las que se consiguen en supermercados.

«El reparto a domicilio nos acercó muchísimo a un montón de gente. Se empezó a hacer cada vez mejor coordinado, mejor difundido y se vendió un montonazo. Un ejemplo aproximado es que en el mes anterior a implementar esto se habían vendido 200 bolsones y ahora pasamos a vender 2500. Hicimos un trabajo de hormiguita difundiendo casa por casa, vecino por vecino», cuenta Manfredi.

Foto: Victoria Nordenstahl

Creación de un nuevo Mercado

Al principio de la cuarentena, algunos mercados concentradores de la zona cerraron y otros elevaron los precios, lo que llevó al cierre de verdulerías. En ese contexto, les productores dejaron atrás una situación de desconocimiento para distribuir los alimentos.

«Los compañeros son pequeños productores familiares de dos o tres hectáreas y tenían miedo de circular ya que ellos mismos llevan muchas veces los productos a los mercados como el de Pilar o Liniers. En el MTE de Luján y Rodríguez, se buscó una opción para poder comercializar de forma más justa acá en la región», cuenta Aime Almada, referenta de la organización. 

El Mercado Municipal Frutihortícola, que sirve para abastecimiento a nivel local y regional, surge de un trabajo en conjunto con la Dirección de Gestión Agroalimentaria del municipio. «Los productores con esta medida obtuvieron un canal de comercialización más justo porque se les paga mucho mejor», indica Almada.

«Lo del mercado concentrador surgió durante la cuarentena y fuimos creando un proceso cooperativo de laburo así que creemos que puede crecer. Esto trae muchas ventajas para que la población de Luján pueda encontrar precios justos y mercaderías frescas. Creemos que es un proyecto que llegó para quedarse», reflexiona Almada. 

En nuestra ciudad, las quintas de los productores nucleados en el MTE rural se encuentran en La Fraternidad, Open Door, Carlos Keen y Torres. Todas las familias que trabajan esas tierras las alquilan, lo que se presenta como un problema.

«El tema de la tierra es clave si queremos que toda la población de Luján pueda acceder a alimentos más sanos pasando a un modelo agroecológico de producción. Es un problema cuando un productor alquila y no puede hacer inversiones porque quizás dentro de dos o tres años se tiene que ir porque se incumplen los contratos por parte de las inmobiliarias y los dueños de la tierra», señala Aime. 

Desde las organizaciones, reclaman políticas públicas que beneficien a quienes producen alimentos. Indican que el acceso a la tierra, a los insumos y el acompañamiento técnico son importantes y urgentes de resolver.

Los campos que conviven dentro de “el campo”

Verónica Gago, Doctora en Ciencias Sociales, marca una diferencia radical entre las discusiones que daban las organizaciones populares durante la crisis de 2001 y las que promueven en la actualidad. Antes, desde las organizaciones sociales piqueteras no politizaban los alimentos que se consumían. Hoy, después de veinte años de lucha, la discusión sobre la calidad nutritiva de lo que comemos y sobre las formas de producción y distribución es parte de la agenda política. Nahuel Levaggi, dirigente que proviene de la UTT, es director del Mercado Central de Buenos Aires desde marzo del 2020. 

«Cuando desnaturalizas un poco, ves que la verdura que vos, yo, tu familia, mi hermana y mi hija comen, la produce el pequeño productor. No la produce el gran terrateniente argentino. Entonces si no se desconcentra la tierra y se empieza a repartir a las personas que trabajan para que comamos sano, esto no cambia más. En una sola hectárea de tierra en la Colonia, se genera un volumen altísimo de comida que alimenta a un montón de personas», expresa Gustavo Manfredi. 

Las organizaciones populares construyen el Foro Nacional por un Programa Agrario Soberano y Popular. El primer acto, realizado en 2019 en el Estadio de Ferro, nucleó a más de 70 organizaciones campesinas de todo el país. «Venimos construyendo la idea de que hay un “otro campo”, que no es uno solo. Este campo es el que produce los alimentos que come el pueblo argentino, es el campo que no especula con su producción, que vive el día a día, que labura para subsistir», indica Aime Almada.

Noticias Relacionadas

Diego Sosa deja Flandria: «Jáuregui es indescriptible, a la gente me la llevo en...

0
El defensor y uno de los referentes de los últimos años, no será tenido en cuenta por el cuerpo técnico para la próxima temporada. También dejaron el club Yair Bonnin y Emmanuel Torres.

Miguel Prince renunció a su banca como concejal

Prince se encontraba de licencia desde finales del año pasado y ahora presentó la renuncia como concejal. Natalia Correa continuará su mandato hasta 2021.

Kicillof anunció medidas para sectores productivos

Lo expuesto remite a una batería de medidas para los sectores productivos que quedaron afuera de los programas del Estado Nacional.

Paritaria municipal: el gobierno recibió a los gremios

El ejecutivo finalmente recibió a los gremios y propuso incorporar al básico el 24,6 por ciento de la paritaria acordada con la gestión anterior y el pago de bonificaciones de forma escalonada.

Coronavirus en Luján: actualización de casos al 7 de julio

En su parte diario, la Secretaría de Salud confirmó un nuevo caso positivo de Coronavirus en la ciudad. Además, falleció una mujer de 73 años que estaba esperando el resultado del hisopado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.