Foto: Agustín Bordigñon

Luján rompió el maleficio y se quedó con los tres puntos ante Merlo. En la tarde de este domingo se despachó con una goleada por 3 a 0 y la alegría invadió el municipal.

Con dos modificaciones en la plantilla inicial, Matías Caputo por Diego Quiros en el arco y en la parte ofensiva Llodrá por Salomone, Ruggero fue en busca de la recuperación del Lujanero. Y después de once fechas el equipo de la ciudad volvió a sonreír.

En un primer tiempo fue de mucha fricción, poco espacio para la creación y con el partido que se desarrolló en la mitad de la cancha, Luján buscó prevalecer. Por el lado del Lujanero Duche y Carneiro, ambos de gran partido, fueron la llave de la ofensiva, mientras que Fabiani generó peligro en el área de Caputo con el fin de poner en ventaja a Merlo.

Pese a que hubo poco en el primer tiempo, el Ogro Fabiani tuvo dos chances muy claras, luego de dos remates que se fueron uno cerca del palo derecho y el segundo encontró una gran respuesta del arquero Lujanero, sobre su palo izquierdo.

Luján encontró la más clara de la primera etapa, luego de un exquisito pase del Topo Duche en diagonal, para que Carneiro aparezca por delante de los centrales y defina cara a cara con el arquero de la visita, quien ganó el duelo personal y le ahogó el primer grito.

Ya en el complemento Luján llegó rápidamente con el primer grito de la tarde: control largo del arquero de Merlo, quien tuvo que despejar ante la presión de duche, el Chino Pérez tomó la pelota que regaló el arquero, le metió un pase bárbaro al Topo, y este se tomó su tiempo y definió contra el palo izquierdo.

Y tres minutos más tarde, luego de un despeje de Marcos, la defensa de Merlo quedó pagando y Carneiro cara a cara con el arquero, la pelota se fue abriendo y cuando el volante de Luján quiso asistir a Duche, encontró la mano del defensor de la visita y el árbitro ni dudó en sancionar penal. El Chino Pérez se hizo cargo y puso el 2 a 0, con un remate potente al ángulo derecho.

El local con la ventaja más holgada en el marcador se tranquilizó y Merlo generó muy poco. Y cuando el partido ya estaba definido, en el último segundo un despejé largo de la defensa del Lujanero volvió a exponer la última línea de Merlo y el Polaco Sánchez corrió cara a cara con el arquero, lo eludió y definió manso para poner el 3 a 0 definitivo.

Luján volvió a sumar de a tres, respira y ahora tendrá quince días para pensar el duelo ante San Martin de Burzaco, seguramente con un clima más distendido en el plantel, tras cortar con la sequía.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí