Foto: Ladran Sancho

Este miércoles en el Museo de Bellas Artes, la directora del INAM Fabiana Tuñez se reunió con un grupo de trabajadoras sociales, psicólogas y abogadas que intervienen en casos de violencia de género. El encuentro estuvo organizado conjuntamente con la Subdirección de Género de la Municipalidad.

Tras conversaciones con la Subdirección de Políticas de Género a cargo de Celina de Belaieff, y con la intención y necesidad de la “formación constante” de las profesionales del área, la funcionaria nacional pasó por Luján para brindar las herramientas que posee y facilita el Instituto Nacional de las Mujeres.

El mismo fue creado en el año 2017 bajo la órbita del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, dando continuidad al Consejo Nacional de las Mujeres establecido en 1992. El INAM es un organismo de gobierno encargado de elaborar políticas, programas e iniciativas destinadas a empoderar a las mujeres y promover la igualdad de géneros.

En ese marco Fabiana Tuñez explicó los alcances de las distintas leyes que protegen a las mujeres y las acciones que coordina el Instituto Nacional de las Mujeres. En ese sentido destacó la reciente aprobación de la Ley Brisa y remarcó la importancia del servicio de llamadas gratuitas al 144 para denunciar violencia de género.

Además hizo especial énfasis en la importancia de los reparos legales que contempla la Ley Nacional N°26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. “Nuestra lucha es por conseguir la verdadera implementación de la 26.485”, reconoció ante las preocupaciones planteadas por las profesionales, quienes explicitaron las dificultades que atraviesan diariamente en sus espacios de trabajo, para ofrecer una respuesta integral a las mujeres víctimas de la violencia machista.

Foto: Ladran Sancho

Las presentes -Tuñez incluída- coincidieron en la necesidad de avanzar en una reestructuración judicial para que las instituciones no revictimicen a las mujeres y les ofrezcan soluciones reales bajo el paraguas de la Ley 26.485, que en términos reales no se efectiviza.

Por otro lado, la funcionaria destacó la función del programa de Nuevas Masculinidades que se desarrolla en el territorio local, con hombres que ejercen la violencia de género. “El violento que se recupera es aquel que reconoce y asume que tiene un problema, y lamentablemente la mayoría de los que va a estos grupos de intervención lo hace porque lo obliga la justicia, no por voluntad propia y menos por reconocer que es un violento. Sin embargo estos espacios son muy importantes”, señaló.

El encuentro se dispuso como un espacio de intercambio de ideas, inquietudes y proyectos, donde se resaltó el valor del ida y vuelta como fortalecedor de redes y lazos que promuevan la generación e implementación de políticas públicas con perspectiva de género, a favor de las mujeres y cuerpos feminizados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre