El Concejo Deliberante convalidó un acuerdo de cooperación firmado por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, y el intendente Oscar Luciani. Se espera que sea llevado adelante por Políticas Sociales, con el objetivo de concientizar y prevenir la discriminación.

En su última sesión ordinaria el cuerpo deliberativo dio el visto bueno a un convenio de participación cooperativa entre el INADI y la Municipalidad de Luján. El mismo tiene el fin de llevar adelante acciones conjuntas para establecer valores comunitarios y sociales contra los proceso de discriminación en general, y de xenofobia y racismo en particular.

Aunque el acuerdo ya fue convalidado y promulgado, aún no hay precisiones respecto a la manera en que va a implementarse, es decir qué área del municipio será la encargada de aplicar los lineamientos del convenio. En base a sus principios, lo que se espera es que sea la Secretaría de Políticas Sociales la encargada de ejecutarlo, pero ante la consulta a funcionarios, expusieron que desconocen la existencia del convenio.

Desde su aprobación, el convenio entre el INADI y la Municipalidad tendrá una duración de dos años, por lo que el tiempo ya corre para los funcionarios locales, quienes tendrán la tarea de establecer vínculos de cooperación y celebrar convenios con diferentes organismos, para actuar conjuntamente en materia antidiscriminatoria.

En este sentido el acuerdo sostiene que el objetivo final de las partes comprometidas es «llevar acciones conjuntas para prevenir los distintos tipos de actos discriminatorios relacionados con xenofobia, racismo, raza, religión, nacionalidad, ideología, opinión pública o gremial, sexo, posición económica, condición social o caracteres físicos».

Para eso se brindarán cursos, talleres y jornadas de reflexión; se deberá difundir información relativa a los mecanismos de denuncia y acciones concretas para evitar la discriminación; y se diseñarán e impulsarán campañas de sensibilización que tiendan a la valorización del pluralismo social y cultural.

Asimismo el INADI y la Municipalidad de Luján se comprometieron a coordinar actividades y complementar recursos humanos y técnicos, aplicando tareas cooperativas donde «se reconozcan las responsabilidades en común y se establezcan vinculaciones para la optimización de las gestión, desarrollo, seguimientos y evaluación de las acciones acordadas».

Específicamente el ente nacional se comprometió a impulsar acciones de prevención y difusión, a elaborar material bibliográfico, confeccionar material para las campañas de difusión y sensibilización social, coordinar y/o proveer recursos humanos y técnicos, y establecer un programa y calendario de acciones. Por su parte la Municipalidad de Luján deberá coordinar y proveer recursos humanos y técnicos para la aplicación efectiva del convenio, y participar de las campañas que se realicen.

Con la firma estampada y la convalidación del legislativo, el tiempo avanza y durante dos años el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), y el Estado municipal, deberán -y ya deberían- estar trabajando conjuntamente contra la discriminación, la xenofobia y el racismo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí