La secretaria de Políticas Sociales Mónica Issouribehere confirmó en el plenario de análisis del presupuesto 2019 la intención de convertir la Subdirección de Políticas de Género en Dirección. Al asumir Luciani en 2011, había  sido bajada de categoría. Nuevo logro de una agenda impuesta por las mujeres organizadas.

Desde hace varios años las organizaciones de mujeres de la ciudad reclaman mayor presupuesto para el área de Género; políticas integrales y públicas para mujeres y disidencias; y la jerarquización de la Subdirección de Políticas de Género como espacio de confluencia de aquellos delineamientos políticos respecto a los géneros.

A medida que avanza el año electoral, también se escuchan algunos de los reclamos clave para la sociedad lujanense. Con el movimiento feminista en pleno auge y levantando banderas políticas en pos de la emancipación femenina, la estrategia política local tiende a atender ciertas demandas populares. En este caso, volver a darle el lugar de Dirección a la actual Subdirección de Políticas de Género.

Así lo confirmó Mónica Issouribehere, Secretaria de Políticas Sociales. “Queremos devolverle a la Subdirección de Políticas de Género su rango de dirección, rango que nunca debería haber perdido”, expresó la funcionaria que comanda las políticas sociales de la ciudad.

En el año 2008, bajo la intendencia de Graciela Rosso se creó la Dirección de Políticas de Género a cargo de Carla Isnaldi. Desde allí se comenzaron a esquematizar lineamientos de género para la ciudad, por primera vez con un área específica para llevar adelante esa tarea.

Desde Políticas Sociales afirmaron que la subdirectora de Políticas de Género, Celina de Belaieff pasaría a ocupar un cargo de Dirección si se aprueba el presupuesto 2019. Foto: Ladran Sancho

Con el paso de los años fueron pasando funcionarios y funcionarias, manteniendo el rango de Dirección. Pero lo cierto es que en el 2011 tras asumir la primera intendencia de Oscar Luciani, el nuevo funcionario a cargo del área –Martín Raggi- comenzó su gestión con el cargo de subdirector. Es decir que por decisión política del nuevo intendente el área de género de la Municipalidad bajó de rango.

Según el recuerdo de algunos funcionarios, la decisión de Oscar Luciani habría respondido a la falta de capacidad de respuesta del área. En caso de ser así, otra opción podría haber sido una inyección presupuestaria y de recursos humanos acorde a la demanda. Pero la historia es conocida: ese reclamo, ocho años después, sigue vigente.

Con las elecciones en puerta y la demanda colectiva de las organizaciones feministas, la necesidad de jerarquizar la Subdirección de Políticas de Género se parece cada vez más a una realidad. Rápidamente Mónica Issouribehere le pasó la pelota al Concejo Deliberante que este lunes decidirá si aprueba o no el presupuesto 2019. En caso de hacerlo, “la jerarquización es un hecho” arriesgan desde el círculo cercano a la funcionaria. “Si no supieran que el presupuesto sale, no se animarían a pedirlo. Menos a decirlo públicamente”.

La elevación de rango para la Subdirección de Políticas de Género se traduce en mayor presupuesto y autonomía para la oficina que dirige Celina De Belaieff. También un mayor sueldo para la funcionaria que pasaría de ser subdirectora a directora, y dejaría de tener como intermediario a Carlos Romero, subsecretario de Políticas Públicas, pasando a depender directamente de Issouribehere.

“No se trata de una suba de sueldo” aclaró la número uno de Políticas Sociales frente al cuerpo legislativo que decidirá si la jerarquización es posible o no. “Por la cantidad de trabajo que están llevando adelante y la demanda en políticas de género, consideramos necesario devolverle al área su rango de dirección”.

Las trabajadoras de la Sudbirección de Políticas de Género pidieron públicamente la jerarquización del área. . Foto: Prensa Municipal

El anuncio de Issouribehere no pareció sorprender a los propios. La decisión estaría acordada por voluntad política de Luciani, empujado por las trabajadoras de la Subdirección, que en el reconocimiento que tuvieron por parte de la Municipalidad el pasado 8M se dirigieron directamente al intendente para pedirle la jerarquización del área.

“Queremos recordar que esta Subdirección de Género no siempre tuvo esta categoría, en 2008 cuando la Dra. Graciela Rosso tomó la decisión política de crear un espacio de acompañamiento a las mujeres, le dio rango de Dirección; y creemos que sería importante que lo vuelva a ser”, expresaron las trabajadoras de la Subdirección ante la atenta escucha del jefe comunal.

“Este no es un pedido arbitrario, es de conocimiento público cuál es la gravedad y las consecuencias de la violencia de género, que impacta en todos los ámbitos de la sociedad. […] Por eso un reconocimiento verdadero sería volver a darle a este organismo la categoría que merece en función de la problemática que aborda”, sentenciaron las mujeres.

Para cada conquista política siempre es necesario poner también sobre la mesa el rol de las organizaciones políticas, sociales, gremiales y de género. En los últimos días organizaciones de mujeres movilizaron varias oficinas de la gestión municipal, lo que generó reuniones entre funcionarios y funcionarias, que sirvieron para exponer la urgente necesidad de financiar un área que al clamor de la demanda popular del movimiento feminista, se vuelve fundamental atender, para la gestión local de Cambiemos. Queda en evidencia que los resultados de la militancia y de las trabajadoras organizadas, dieron sus frutos rápidamente.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí