6.7 C
Luján
viernes, 7 mayo 2021

“El acoso callejero nos atraviesa a todas las mujeres y disidencias desde muy temprana edad” 

El HCD aprobó el pase a comisiones del proyecto de ordenanza para la sanción y la prevención del acoso en la vía pública. 

El lunes por la tarde, en la quinta sesión ordinaria del Concejo Deliberante, las y los concejales locales votaron el pase a comisiones del proyecto de ordenanza que propone crear una contravención para sancionar el acoso en la vía pública y lugares de acceso público. 

De esta forma, el texto trabajado en conjunto por militantes del feminismo local, la Dirección de Géneros, la Dirección de Juventudes, la Secretaría de Protección Ciudadana, el Juzgado de Faltas y las concejalas Carolina Francia y Griselda Krauth, pasó a las comisiones de Legislación y Género. 

La propuesta tiene su origen en noviembre del 2020, cuando una serie de hechos de acoso hacia adolescentes y niñas fueron registrados por teléfonos celulares y se viralizaron a través de redes sociales. Así fue que por esos días decenas de pibas se convocaron en la Plaza Colón para pensar estrategias en diferentes ámbitos: la calle, el transporte público, la escuela y los boliches. 

En ese momento surgió la pregunta “¿de qué manera podíamos manifestarnos en contra del acoso callejero y transformarlo en una política pública integral?”, así lo expresó Catalina Rubeo, trabajadora del área de Juventudes que participó de la construcción del proyecto y tomó la palabra en la sesión.  

“El objetivo es crear una política pública integral que proteja a las mujeres y disidencias para que puedan transitar la calle libremente”, afirmó Rubeo y agregó que “lo más valioso que tiene es el trabajo en conjunto desde distintas dependencias”. 

Desde la colectiva Mala Junta, Catalina Aranda también destacó el origen del proyecto: “La manifestación popular es una herramienta de lucha que conquista derechos”. Además expresó que “las calles son el territorio de visibilización y disputa más fuerte que tenemos”. 

“El acoso callejero es una problemática real, es urgente y nos atraviesa a todas las mujeres y disidencias desde muy temprana edad. Es necesario que las instituciones reconozcan y tutelen estos derechos mediante políticas estatales efectivas y concretas”, sintetizó Aranda. 

Por último también tomó la palabra Inés Gorla, militante del movimiento feminista, quién desarrolló sobre el proceso de organización que llevó a aquella intervención pública en noviembre y permitió el inicio de la redacción del proyecto.

«El acoso callejero ya era una problemática antes de la pandemia, pero cuando volvimos a salir a las calles la situación se vio agravada», expresó la joven. «El acoso que antes era verbal pasó a ser intentos de secuestro, manoseos».

«Eso llevó a que se empiecen a armar grupos masivos de WhatsApp. Fueron unos seis grupos de 250 pibas, mujeres y disidencias con muchísimo sentimiento de angustia y enojo. Allí fue que decidimos empezar a informarnos y ver qué herramientas podíamos utilizar para hacer de todas estas sensaciones una búsqueda concreta de soluciones«, detalló Gorla.

¿Qué dice el proyecto?

El proyecto de ordenanza retoma aquellas experiencias compartidas en los primeros debates públicos y entiende que el acoso callejero se manifiesta como:

  1. Comentarios directos o indirectos referidos al cuerpo o a la vestimenta, no consentidos.
  2. Fotografías y/o grabaciones no consentidas.
  3. Contacto físico no consentido.
  4. Persecución o arrinconamiento.
  5. Exhibición de partes pudendas, exhibición de la masturbación o gestos obscenos.

Entendiendo que el acoso en la vía pública integra las violencias por razones de género reconocidas por la Ley 26.485, pero no constituye un delito, el proyecto propone crear una contravención con un resarcimiento es a través de una multa.

En este caso, la multa estará cuantificada a través del sistema de módulos (cada módulo corresponde al valor del 1% del salario mínimo municipal), que según la gravedad del hecho, podrá ir de 80 a 300 módulos, con la posibilidad de reducir en un tercio realizando el curso en perspectiva de género del programa que capacita a choferes de autotransporte público y privado de pasajeros.

El proyecto propone que las denuncias puedan ser realizadas telefónicamente a través del número 147, o al Centro Operativo de Monitoreo (COM), mediante la página web del municipio y que, ante cada denuncia recibida se dé intervención al Juzgado de Faltas o al organismo municipal, provincial o nacional que corresponda a la situación denunciada.

Además, establece que los fondos generados a partir del cobro de las multas sean asignados a la Dirección de Géneros y Diversidad del municipio, con el fin de solventar las capacitaciones mencionadas anteriormente.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,830FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,012SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.